BLANTYRE, Malawi (AP) — La policía en Malawi roció gas lacrimógeno para dispersar las protestas contra la reelección de Walter Nyamilandu como presidente de la federación de fútbol del país.

Enardecidos simpatizantes del candidato perdedor James Mwenda quemaron neumáticos e intentaron escalar la verja del hotel donde se realizaron las elecciones para agredir a los delegados que votaron 23-13 a favor de Nyamilandu, informó la policía a The Associated Press.

El portavoz de la policía Joseph Sauka confirmó que se dieron enfrentamientos pero que no detuvieron a nadie, luego que los opositores de Nyamilandu lograron superar dos barreras al intentar acercarse a los delegados, que se encerraron en una sala de conferencias para protegerse.

“Se produjo un tumulto, por suerte la policía intervino y las elecciones pudieron continuar”, dijo Sauka a la AP.

Previo a las elecciones, simpatizantes de Nyamilandu, miembro del Consejo de la FIFA, y Mwenda protagonizaron enfrentamientos en diversos estadios. El Consejo Nacional de Deportes obligó a los dos candidatos que firmara un acuerdo de paz para apaciguar los ánimos.

Los que apoyan a Mwenda difundieron videos en los que amenazan con imposibilitar la actividad del fútbol en el país si Nyamilandu lograba un quinto mandato, argumentando que llegó la hora que se marche por tener estancado el deporte.

Mwenda reconoció la derrota. “Los miembros han hablado. Le deseo lo mejor al presidente por su reelección”.

Las tensiones cobraron fuerza a inicios de año cuando Nyamilandu anunció que no buscaría la reelección, pero luego dio marcha atrás al acceder al Consejo de la FIFA.

Los detractores de Nyamilandu dice que lleva demasiado tiempo en el cargo, y que la selección ha declinado bajo su mandato. Pero Nyamilandu insistió que el país del sur de África se beneficiará por su función dentro de la FIFA.