El jefe de la diplomacia israelí, Israel Katz, acogió favorablemente este sábado la decisión de la Unesco de retirar el carnaval belga de Alost, acusado de antisemitismo, de su lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Katz pidió al gobierno belga que alzara la voz contra el carnaval, tras la presencia, en su última edición en marzo, de un carro en un desfile que caricaturizaba a los judíos ortodoxos con narices de gancho y sentados en sacos de oro.

"Recibo con satisfacción la decisión moral y basada en principios de retirar el carnaval de Alost de la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad de la Unesco", indicó Katz en un comunicado.

"En el siglo XXI, mientras todavía el antisemitismo muestra su peor cara, no puede haber ninguna tolerancia para este fenómeno indeseable", agregó.

"Esperamos del gobierno belga que se pronuncie claramente (...) contra la inclusión de soportes antisemitas durante el carnaval".

Inscrito en 2010 en la lista de la Unesco, el carnaval, que se celebra en Flandes, en el norte de Bélgica, fue retirado el viernes en el marco de una reunión de la organización en Bogotá.

"El Comité basó su decisión en el hecho de que sus repeticiones recurrentes (...) de racismo y representaciones antisemitas son incompatibles con los principios fundamentales de la Convención para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial", justificó la Unesco.

Es la primera vez que la organización retira un bien de la lista de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

scw/cgo/vl/lb/eg