Foto de archivo. Manifestantes a favor de la independencia de Cataluña levantan sus manos delante de los oficiales de los Mossos d'Esquadra frente al Parlamento catalán, en Barcelona. 30 de enero de 2018. REUTERS/Albert Gea.
Foto de archivo. Manifestantes a favor de la independencia de Cataluña levantan sus manos delante de los oficiales de los Mossos d'Esquadra frente al Parlamento catalán, en Barcelona. 30 de enero de 2018. REUTERS/Albert Gea.

MADRID, 13 dic (Reuters) - Las medidas de seguridad que se preparan para el clásico del fútbol español entre FC Barcelona y Real Madrid el 18 de diciembre garantizarán que el partido en la ciudad catalana no se vea interrumpido de ninguna manera por una manifestación proindependentista el mismo día, dijo el viernes la policía.

Unos 3.000 agentes de seguridad públicos y privados estarán dentro y fuera del estadio Camp Nou de Barcelona para proteger a ambos equipos, hinchas y todos los involucrados con el juego, aseguró a periodistas el jefe de la policía regional catalana Eduard Sallent.

La policía está preparada para cualquier eventualidad, pero cree que los manifestantes no intentarían entrar a la cancha durante el encuentro, agregó.

El partido estaba programado originalmente para el 26 de octubre, pero fue pospuesto a pedido de la organización de La Liga debido a preocupaciones de seguridad, luego de manifestaciones en Cataluña tras el encarcelamiento de nueve líderes separatistas catalanes.

"Fue una decisión errada", dijo el consejero de Interior del Gobierno de la Generalitat de Cataluña, Miquel Buch, quien afirmó que no había razón para posponer el partido debido a que la policía habría garantizado la seguridad.

La asociación independentista catalana Tsunami Democrático convocó a una protesta cuatro horas antes del inicio del encuentro en varias áreas alrededor del estadio, diciendo que era parte de su esfuerzo para llamar a un diálogo entre las autoridades españolas y catalanas.

El grupo no ha pedido oficialmente a las personas bloquear el acceso al estadio ni interrumpir el partido, pero dijo que dio instrucciones a los hinchas que estarían dentro del Camp Nou.

(Reporte de Joan Faus, Editado en Español por Manuel Farías)