Campeón de África con Argelia en julio, el delantero del Al-Sadd Baghdad Bounedjah quiere cerrar un año de ensueño para él. Tras ganar al Hienghène Sport marcando un gol y siendo elegido mejor jugador del partido, su siguiente obstáculo en busca de ese reto es el Monterrey mexicano en cuartos del Mundial de Clubes.

"Fui campeón de la Copa Africana de Naciones. También logramos llegar a semifinales de la Liga de Campeones de la AFC, aunque no pudimos pasar a la final. Y ahora estoy participando en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA. Se puede decir que 2019 ha sido un año excepcional para mí", proclama en una entrevista a la FIFA el delantero, que vive su quinta temporada en el club catarí, al que llegó procedente del Étoile du Sahel de Túnez.

A sus 28 años Bounedjah se halla en su plenitud deportiva, y un buen papel en el Mundial de Clubes podría incluso abrirle la puerta de algún club europeo importante, después de haber pasado por equipos africanos antes de recalar en Catar.

Ante el Hienghène de Nueva Caledonia anotó el primer gol del partido al rematar de primeras con el exterior de su pie derecho un centro desde la banda izquierda.

"Pudimos haber marcado tres veces en el primer tiempo y todo hubiese sido más sencillo", afirmó. "Pero la suerte no estuvo a nuestro favor. Desperdiciamos oportunidades muy claras por falta de concentración a la hora de definir".

Autor de dos goles en sus siete partidos en la pasada Copa de África en Egipto, uno de ellos el que dio el título en la final ante Senegal, Bounedjah podría reencontrarse con el senegalés del Liverpool Sadio Mané, finalista de la CAN.

Aunque antes de los 'Reds' Bounedjah y sus compañeros tienen ante sí el escollo del Monterrey, campeón de la Liga de Campeones de la CONCACAF.

"Ya superamos nuestro primer obstáculo y pasamos a la segunda etapa. Ahora nos concentraremos en Monterrey. Tenemos que estar mucho más atentos para poder obtener otro triunfo y pasar a semifinales", apunta el delantero.

A pesar de no ser un fino estilista ni un dechado de virtudes técnicas, el 'Zorro del Desierto' argelino ostenta un acreditado olfato de gol, y un gran espíritu de sacrificio y brega con las zagas rivales, y en el desierto del Golfo ha encontrado su segunda casa.

- Gol a Colombia -

Esta temporada ya suma siete goles en nueve partidos de la liga de Catar, y hace menos de un mes firmó un doblete en la victoria de Argelia ante Zambia. También Colombia lo sufrió en sus carnes recientemente, con un gol y un pase de gol en el amistoso entre ambas selecciones a mediados de octubre (3-0).

Aunque ha comenzado el curso un punto por debajo de sus guarismos del año pasado, cuando sumó 39 de los 100 goles de su equipo en Liga.

"Después de la Copa Africana de Naciones, volví a los entrenamientos de inmediato y no descansé lo suficiente", explica.

Aunque su recorrido en el torneo mundialista acaba de comenzar, y pese a haberlo hecho con una victoria carente de brillo en la prórroga ante el modesto conjunto oceánico, el argelino no se pone límites en esta Copa del Mundo de Clubes.

"Haremos lo imposible para ganarla. Si lo logramos, será genial, y si no hacemos, esto es fútbol", concluye.

bur/iga/dr