Los mandatarios europeos acordaron este jueves prorrogar seis meses sus sanciones económicas contra Rusia por su papel en el conflicto en Ucrania, al no registrarse progresos en la aplicación de los acuerdos de paz de Minsk.

"El Consejo Europea adoptó la prolongación de sanciones a Rusia", anunció Barend Leyts, portavoz del presidente del Consejo Europeo Charles Michel. La nueva prórroga se extiende hasta julio.

La UE decidió imponer sanciones contra sectores energéticos, de defensa y bancos rusos por primera vez el 31 de julio de 2014, tras el derribo de un avión de Malaysia Airlines en el este de Ucrania, y desde entonces las prorroga cada seis meses.

A mediados de marzo de 2015, decidieron además vincular su duración a la aplicación de los acuerdos de Minsk, que buscan poner fin al conflicto entre fuerzas leales a Kiev y separatistas prorrusos en el este del país.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, buscaron relanzar el proceso, reuniendo el martes en París al presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, y su par ruso, Vladimir Putin.

La reunión fue un "primer paso en la dirección correcta", aseguró a su llegada a la cumbre el presidente lituano, Gitanas Nauseda, abogando por prolongar de nuevo las sanciones para que Rusia "cumpla sus promesas".

Las sanciones económicas son uno de los aspectos de las medidas punitivas decididas por la UE para sancionar el papel de Moscú en Ucrania, país al que arrebató en marzo de 2014 la península de Crimea y donde murieron 13.000 personas.

csg-tjc/es