Con el relevo de Genaro Gattuso en lugar del destituido Carlo Ancelotti, el Nápoles pasa del maestro al alumno con el fin de enderezar el rumbo en la Serie A y acabar la temporada en puestos de Champions.

Menos de 24 horas después del cese de Ancelotti, que se confirmó tras el triunfo del Nápoles por 4-0 al Genk belga y la clasificación para los octavos de final de la Liga de Campeones, el club del sur de Italia anunció a Gattuso como sustituto de 'Carletto'.

"Bienvenido Gattuso", anunció el Twitter oficial del club napolitano, a lo que se unió también el presidente Aurelio De Laurentiis con otro mensaje de bienvenida al nuevo técnico.

Gattuso, de 41 años y que ganó como jugador el Mundial de Alemania-2006, dejó el cargo de entrenador del Milan al finalizar la pasada temporada, después de no clasificar al equipo para la Liga de Campeones.

Esa etapa dirigiendo al club de toda su vida ha sido hasta el momento la única experiencia de Gattuso como técnico de un equipo de primer nivel.

Ahora tiene el difícil reto de levantar a un equipo que, pese a su buena marcha en Europa, se encuentra actualmente en el 7º puesto de la Serie A, a 17 puntos del líder Inter y a ocho de la zona Champions.

Con la Champions aparcada hasta febrero, el Nápoles tiene dos partidos asequibles antes del parón navideño (Parma y Sassuolo) y de que estrene el nuevo año recibiendo al Inter (5 de enero) y visitando al Lazio, tercero del campeonato (12 de enero).

La mala temporada del Nápoles en el torneo doméstico y el enfrentamiento entre los jugadores y la entidad, tras la negativa de los futbolistas a concentrarse a comienzos de noviembre como castigo por los malos resultados, habían puesto en el ojo del huracán a Ancelotti, al punto que no le salvó ni la clasificación a los octavos de Champions.

"Ancelotti es como un padre para mí, en todos estos años siempre ha estado cerca de mí y me ayudó siempre. Ganó todo, todavía tengo que demostrar mucho", declaró Gattuso sobre su predecesor, al que considera "un padre" y con el que habló por la mañana.

La relación de ambos viene de lejos. El combativo centrocampista tuvo a Ancelotti como entrenador en el Milan de 2001 a 2009, un periodo en el que ambos conquistaron, entre otros trofeos, dos Copas de Europa (2003 y 2007) y un Scudetto (2004).

- "Salir adelante" -

En su conferencia de prensa de presentación, minutos después de anunciarse su contratación, Gattuso aseguró: "Me encontré con un equipo que sabe por el momento que atraviesa y que quiere salir adelante".

"Ver al Nápoles en esta situación me genera tristeza (...) Este equipo tiene potencial para estar entre los primeros cuatro de la liga", añadió.

Gattuso explicó que "el objetivo es sumar puntos y mejorar en la tabla para clasificar a la próxima Liga de Campeones" y anunció que su equipo jugará con un esquema 4-3-3.

A su lado, De Laurentiis agradeció a Ancelotti su trabajo durante 18 meses y aseguró que sigue siendo "su amigo". "Lamento que las cosas hayan sucedido de esta manera, pero con frecuencia hay divorcios en los que el marido y la mujer conservan buenas relaciones".

Por otro lado, el presidente propuso el apodo de 'Ringhio Star' para su nuevo entrenador. Durante su etapa de jugador, Gattuso fue apodado 'ringhio', que en italiano significa gruñido, por su fuerte carácter.

stt/mcd/dr