Once personas fueron condenadas el martes a penas de entre 19 años y prisión perpetua, por el atentado de 2017 en el metro de San Petersburgo, que dejó 15 muertos, anunció un tribunal militar.

Abror Azimov, considerado "uno de los organizadores" de este ataque --calificado como islamista por los investigadores-- fue condenado a perpetuidad.

Los otros diez condenados, hallados culpables de complicidad por haber suministrado armas, explosivos o documentación falsa, recibieron condenas de entre 19 y 28 años de cárcel.

El atentado se produjo el 3 de abril de 2017, cuando una bomba estalló en un vagón de un tren subterráneo en el trayecto entre dos estaciones, provocando 15 muertos y cerca de 70 heridos.

El sospechoso de haber sido el autor material, identificado como Akbarjon Djalilov, de 22 años y oriundo de Kirguistán, murió en la explosión.

El ataque fue reivindicado por el "Batallón del Imán Shamil", un grupo poco conocido y vinculado con Al Qaida, de acuerdo con el centro estadounidense de vigilancia de sitios web yihadistas, SITE.

Los condenados por complicidad han negado toda relación con el ataque y uno de sus abogados, Marat Saguitov, dijo que fueron detenidos porque uno de ellos conocía al kamikaze. "No hay ninguna otra prueba" añadió.

mak-rco-cr/pop/mb/bc