La otrora icono de la paz y de la democracia birmana, Aung San Suu Kyi, llegó el martes a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para defender a su país, acusado de "genocidio" contra los rohinyás.

Vestida con una túnica tradicional birmana, la premio Nobel de la Paz de 1991 salió del vehículo rápidamente sin dirigirse a la prensa. Gambia, en nombre de los 57 Estados miembros de la Organización de la Cooperación Islámica, inició una acción judicial contra el país del sureste asiático por "actos de genocidio" ante la CIJ.

bur-smt/bl/zm