La otrora icono de la democracia birmana, Aung San Suu Kyi, escuchó el martes los llamados de Gambia, en nombre del mundo musulmán, para que Birmania "cese el genocidio" contra la minoría rohinyá, en el primer día de audiencias ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

La premio Nobel de la Paz de 1991 comparece al frente de la delegación birmana ante la CIJ para garantizar ella misma la defensa de su país, de mayoría budista, acusado de cometer abusos contra la minoría musulmana rohinyá en 2017.

Desde agosto de 2017, unos 740.000 rohinyás se refugiaron en Bangladés para huir de los abusos del ejército birmano y de las milicias budistas, calificados de "genocidio" por investigadores de la ONU.

Miles de personas desfilaron el martes en varias ciudades de  Birmania para apoyar a Aung San Suu Kyi, cuya imagen se ha deteriorado en la comunidad internacional por su apoyo a los generales del ejército birmano.

Gambia, en nombre de los 57 Estados miembros de la Organización de la Cooperación Islámica, inició una acción judicial contra el país del sureste asiático considerando que había violado la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, un tratado del derecho internacional aprobado en 1948.

"Todo lo que Gambia pide es que digan [a Birmania] que ponga fin a estas matanzas sin sentido, que cesen estos actos de barbarie y este genocidio contra su propio pueblo", insistió el martes el ministro gambiano de Justicia, Abubacarr Tambadou, delante de los jueces de la Corte.

La CIJ, principal órgano judicial de la ONU, creada en 1946 para solucionar los diferendos entre Estados miembros, celebra las primeras audiencias sobre este sensible caso de martes a jueves.

"Cada día en que no hacemos nada muere más gente, son violadas más mujeres y quemados vivos más niños. ¿Qué crimen cometieron? Solamente el de haber nacido en una religión diferente" denunció  Tambadou, exfiscal del Tribunal penal internacional para Ruanda.

"Otro genocido se produce ante nuestros ojos, pero no hacemos nada para detenerlo" agregó.

- "Defender la dignidad" -

Vestida con un traje tradicional birmano, Aung San Suu Kyi, de 74 años, escuchó las declaraciones de las víctimas rohinyas, entre ellos el de una madre cuyo hijo de un año fue muerto a golpes  y el de una mujer embarazada de ocho meses que fue violada varias veces.

En Birmania, los simpatizantes de la jefa de facto del gobierno se congregaron en varias ciudades. "Debemos apoyarla pues ha viajado para defender la dignidad de nuestro país" declaró Thant Zin, un habitante de Rangún de 57 años, que portaba pegatinas con la efigie de Suu Kyi.

Las autoridades birmanas mantienen por su parte que los militares no hicieron más que reaccionar a los ataques de la rebelión rohinyá, y que no hubo limpieza étnica ni genocidio.

La imagen de Suu Kyi, de 74 años, que en un pasado no tan lejano era mencionada junto a grandes nombres como Nelson Mandela o Mahatma Gandhi, se ha visto empañada desde que tomó posición del lado de los generales del ejército birmano.

- "Perjuicio" -

El martes, Gambia pidió a la CIJ medidas urgentes para poner fin a los "actos de genocidio en curso" en Birmania, a la espera de la decisión definitiva sobre el caso, lo que podría demorarse años.

Aung San Suu Kyi debe presentar el miércoles la defensa de Birmania y se convertirá así en una de las primeras dirigentes en dirigirse personalmente a los jueces de la Corte.

La CIJ solo estableció el delito de genocidio en una ocasión: la masacre de 8.000 hombres y niños musulmanes en 1995 en el pueblo de Srebrenica, en Bosnia.

La nobel de la Paz deberá defender que la CIJ no tiene competencia en el caso, que el ejército birmano atacó solo a los rebeldes rohinyás y que el país es perfectamente capaz de realizar sus propias investigaciones.

"Lo mejor que puede hacer Suu Kyi para restaurar su imagen a ojos del mundo es decir que se ha cometido perjuicio contra los rohinyás", estima Abdul Malik Mujahid, imán que dirige la asociación de Burma Task Force, que defiende la causa de los rohinyás. "Sin esto, su defensa será ridícula".

burs/dk/cvo-smt/jhd/bc/zm/me/bl