PARÍS (AP) — El presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo ucraniano Volodymyr Zelenskiy se reunieron el lunes por primera vez en una cumbre en París para tratar de poner fin a cinco años de guerra entre soldados ucranianos y separatistas respaldados por Rusia.

Ambos se sentaron en el palacio presidencial francés junto con los mandatarios de Francia y Alemania para negociaciones enfocadas en revivir un acuerdo de paz del 2015 para el oriente de Ucrania que ha estado mayormente estancado. Desde el 2014, la guerra ha dejado 14.000 muertos, envalentonado al Kremlin y trastocado el equilibrio geopolítico de Europa.

Es poco probable que haya un anuncio importante en esta cumbre, y manifestantes ucranianos han salido a las calles de Kiev para presionar a Zelenskiy a que se mantenga firme frente a Putin, quien ha estado en el poder desde hace casi 20 años.

Pero el hecho de que Putin y Zelenskiy se reúnan es un paso significativo tras años de guerra. Ambos se sentaron uno frente al otro, al lado del presidente francés Emmanuel Macron y la canciller alemana Angela Merkel.

Posteriormente Putin y Zelenskiy se reunieron por separado. Camino a su cena, Putin dijo que estaba satisfecho con la reunión. “Estuvo bien. Estoy contento”, declaró.

El ministro del Interior de Ucrania, Arsen Avakov, quien es ampliamente considerado como el responsable de grupos que sospechaban que Zelenskiy era demasiado blando, dijo a reporteros que el presidente estaba “manejando las conversaciones bien y defendiendo fuertemente nuestros intereses”.

Cualquiera que sea el resultado, la cumbre es la prueba más grande hasta ahora para Zelenskiy, actor de comedias y político novato que este año ganó la elección arrasadoramente, en parte con promesas de que pondría fin a la guerra.

El acuerdo de paz del 2015 contribuyó a reducir la intensidad de los combates, pero los soldados ucranianos y separatistas respaldados por Rusia han seguido intercambiando fuego en las trincheras en el frente de batalla que divide el oriente de Ucrania.

Zelenskiy sigue disfrutando de un amplio apoyo público, pero ha sido avergonzado por el escándalo sobre sus discusiones con el presidente estadounidense Donald Trump que desataron una investigación de juicio político en Washington. Estados Unidos es un aliado militar importante para Ucrania, a la que Rusia supera ampliamente en armamento.