Un activista iraquí activo en las manifestaciones contra el poder y contra la influencia de Irán en el gobierno, fue asesinado el domingo por la noche delante de su domicilio en la ciudad santa chiita de Kerbala, informó a la AFP uno de sus vecinos.

Unas imágenes grabadas por una cámara de vigilancia, a las que tuvo acceso la AFP, muestran a Fehm al Tai, padre de familia de 53 años, regresando a su casa por la noche con dos amigos, a bordo de una moto. En cuanto se baja, otra moto se acerca.

El pasajero de la parte de atrás saca una pistola, al parecer equipada con un silenciador, y dispara al menos dos tiros contra el activista, a menos de dos metros de él, mientras que el conductor del ciclomotor también saca una arma.

Tai fue abatido en un barrio "normalmente muy seguro, pues está cerca de los santuarios, cerca de una comisaría y del Consejo Provincial", aseguró su vecino.

Sus dos amigos intentaron seguir su camino en la moto, pero fueron rápidamente perseguidos por un vehículo blanco y por los dos agresores, en la moto, indicó un allegado de uno de esos dos hombres a la AFP.

"Uno de ellos fue alcanzado por un tiro en la espalda", aseguró.

Desde que el 1 de octubre empezó un movimiento de protesta inédito para reclamar "la caída del régimen" en Irak, más de 450 personas perdieron la vida y otras 20.000 resultaron heridas en actos violentos y en el marco de manifestaciones, tanto en Bagdad como en el sur del país. Muchos de ellos eran activistas.

Decenas de militantes fueron retenidos durante un plazo de tiempo más o menos breve por hombres armados y vestidos de uniforme, a los que el Estado asegura que no puede identificar, desde hace más de dos meses.

Respondiendo a esta campaña de intimidación en su página de Facebook, Tai había publicado un día antes de morir: "nosotros ganaremos y recuperaremos el país, pese a ustedes". "Pese al dolor, sonreiremos. Pese a ustedes y pese a sus partidos políticos podridos".

bur/mjg/sbh/cr/jvb