El Fondo Monetario Internacional (FMI) anunció este sábado haber alcanzado un acuerdo con Ucrania para concederle un préstamo de unos 5.500 millones de dólares por tres años.

El crédito aún debe ser aprobado por la dirección y los Estados miembros de la organización, y depende de que el país europeo lleve a cabo una serie de reformas.

La organización internacional reclama, entre otras medidas, que Ucrania aumente la independencia de la justicia y que luche más contra la corrupción, indicó en un comunicado la directora general del Fondo, Kristalina Georgieva, tras una conversación telefónica con el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski.

"El presidente y yo coincidimos en que el éxito económico de Ucrania depende de forma crucial del fortalecimiento del Estado de derecho y de la integridad del poder judicial, así como de la reducción de los intereses personales en la economía", explicó.

Georgieva alabó "los avances impresionantes" que Zelenski y su gobierno "lograron en los últimos meses para llevar adelante las reformas y adoptar políticas económicas sanas".

Zelenski accedió al poder en mayo con la promesa de combatir la corrupción, entre llamamientos de los países occidentales a que Ucrania reduzca la influencia de su oligarquía.

Si se acaba aprobando, el préstamo del FMI sucederá a otro de 3.900 millones de dólares, concedido en diciembre de 2018, y del que Kiev recibió 1.400 millones.

bgs/acb/hh/bdx/gma/dga