Oficialismo se encamina a cuestionada victoria electoral en isla caribeña de Dominica

Dominica, la pequeña isla del Caribe, celebró este viernes elecciones generales tras una serie de protestas en las últimas semanas y denuncias de fraude.

El Partido Laborista del primer ministro Roosevelt Skerrit se encamina a una amplia victoria, aumentando, de acuerdo con los conteos preliminares, de 18 a 21 sus escaños en la Asamblea de 31 miembros -21 elegidos de manera directa, 9 seleccionados por el Presidente o elegidos por otros miembros de la Asamblea y el Fiscal General-.

Estos son los primeros comicios desde que la isla fue arrasada por el huracán María en septiembre de 2017.

El proceso electoral ha estado teñido de controversia, con acusaciones de la oposición contra Skerrit, en el gobierno desde 2004, de no implementar las reformas electorales prometidas, incluyendo las tarjetas de identificación de los votantes, aumentando la posibilidad de fraude.

La oposición reclamó aplazar los comicios a febrero, pedido que naufragó en los tribunales.

Las localidades de Marigot y Salisbury, bastiones del opositor Partido de los Trabajadores Unidos, fueron escenario de manifestaciones con bloqueos de rutas y quemas de barricadas.

El jefe de la policía Daniel Carbon dijo que los uniformados se vieron obligados a dispersar las protestas el jueves con balas de goma y gases lacrimógenos.

El empresario Ronald Astaphan dijo a la AFP estar decepcionado con el resultado de las urnas.

"Esto no es lo que muchos dominicanos querían, pero era de esperar porque no obtuvimos las reformas que queríamos. Cuando fui a votar presenté mi pasaporte pero nadie se dignó siquiera a mirarlo", dijo Astaphan.

Entre los candidatos exitosos, figura la esposa de Skerrit, Melissa, que tuvo su debut político tras ganarse un nombre con obras de caridad para niños y ancianos.

str/wd/yow