Estados Unidos reanudó el sábado en Catar las negociaciones con los talibanes, indicó una fuente estadounidense, tres meses después de que el presidente Donald Trump interrumpiese de manera abrupta los esfuerzos diplomáticos para poner fin al conflicto más largo de la historia de su país.

"Estados Unidos volvió a las discusiones hoy en Doha. El foco de discusión será una reducción de la violencia que conduzca a negociaciones intra-afganas y a una tregua", dijo una fuente implicada en estas negociaciones.

El 7 de septiembre, Donald Trump, que prometió "poner fin a las guerras sin fin", y sobre todo al conflicto afgano -iniciado en 2001 y el más largo de la historia de Estados Unidos-, rompió las discusiones directas e inéditas que llevaba adelante desde hacía un año el emisario estadounidense Zalmay Khalilzad, y que parecían bien encaminadas.

Trump anuló además una invitación hecha de manera secreta a los líderes talibanes para reunirse con él, bajo el argumento de la muerte de un soldado estadounidense en un enésimo ataque de los insurgentes en Kabul.

Tras haber asegurado que las negociaciones estaban "muertas y enterradas", pareció sin embargo flexibilizar su posición dejando la puerta abierta al diálogo si los talibanes terminaban sus ataques.

El 28 de noviembre, en una visita en Afganistán para apoyar a las tropas en el Día de Acción de Gracias, anunció finalmente la reanudación de las negociaciones.

gw/dm/kir/mar/bl