BERLÍN (AP) — Los afiliados del socio menor de la coalición gobernante alemana eligieron a un dúo de tendencia izquierdista para liderarlo, una decisión que significaría peligro para la coalición gobernante de la canciller Angela Merkel.

Norbert Walter-Borjans y Saskia Esken vencieron al equipo rival del vicecanciller Olaf Scholz y Klara Geywitz en la segunda vuelta de una votación interna del Partido Socialdemócrata, de acuerdo con los resultados anunciados.

Walter-Borjans y Esken obtuvieron el 53% de los votos. Su nombramiento aún requiere la ratificación formal del congreso partidario la semana próxima, el que también decidirá si debe permanecer en la “gran coalición” de los partidos tradicionales encabezada por la centroderechista Merkel.

Scholz y Geywitz son partidarios de permanecer en la coalición en tanto Walter-Borjans y Esken se han mostrado mucho más escépticos y abogan por cambios en el acuerdo de coalición.

Los socialdemócratas carecen de un dirigente electo desde que Andrea Nahles renunció hace casi seis meses. El partido decidió consultar a sus 426.000 afiliados acerca de quién debe asumir la tarea de sacarlo de su caída prolongada en las encuestas.

Los nuevos dirigentes no son figuras ampliamente conocidas por los alemanes.

Walter-Borjans fue ministro de hacienda de Renania del Norte-Westfalia, el estado más populoso de Alemania, en 2010-17.

Esken es una parlamentaria federal.

Scholz, que también es ministro de Hacienda, declaró su apoyo a los dirigentes electos. Dijo que el partido tomó una decisión “todos deben respaldarla”.

Los socialdemócratas, que aportaron tres de los ocho cancilleres de la Alemania de posguerra, han sido socios menores de tres de los cuatro gobiernos de Merkel desde 2005. Se sumaron con renuencia a la coalición actual después que Merkel no pudo formar una alianza distinta.

Merkel ha dicho qie éste será su último período en el gobierno. La próxima elección está prevista para 2021, pero existen dudas de si la coalición durará hasta entonces.