BARCELONA (AP) — Sevilla se mantuvo en la apretada pelea por el título de la Liga española el domingo al afianzarse en el tercer puesto de la tabla al derrotar 1-0 al local Valladolid.

Sevilla se colocó dos puntos arriba del Atlético de Madrid y continúa tan solo un punto detrás de líder Barcelona y del Real Madrid, que se encuentra en la segunda posición por diferencia de goles.

Los pupilos de Julen Lopetegui tomaron la delantera a los 13 minutos con un penal cobrado por el mediocampista Ever Banega y cerraron filas para evitar al Valladolid cualquier posibilidad de remontar.

Banega anotó de penal luego que Manuel “Nolito” Agudo recibió una falta al tratar de rematar dentro del área.

El disparo de Banega fue detenido por Jordi Masip, pero tras una revisión a través del VAR, el árbitro determinó que el portero se adelantó antes que Banega hiciera contacto con el balón. En la nueva oportunidad, Banega remató a un ángulo superior y lejos del alcance de Masip.

Una defensiva encabezada por Diego Carlos hizo el resto del trabajo mientras los anfitriones no pudieron generar una oportunidad seria de empatar.

Sevilla se mantiene invicto en las últimas seis jornadas.

En otro duelo, el Athletic de Bilbao venció 2-1 al Osasuna para poner fin a su racha de 31 juegos sin derrota en casa.

El delantero Iñaki Williams abrió el marcador para Bilbao a los 21 minutos. Chimy Ávila igualó a los 76, sólo para que Kenan Kodro restaurara la ventaja de la escuadra visitante tres minutos después.

La primera victoria de Bilbao fuera de casa en lo que va de la temporada lo colocó en la quinta posición, cinco puntos detrás del líder Barcelona.

Osasuna no había perdido en el Estadio El Sadar, en Pamplona, desde que sufrió una derrota ante Tenerife en un duelo de segunda división el 1 de abril de 2018. Desde esa caída, no había perdido en 24 partidos de segunda división y siete encuentros de esta campaña.

En el resto de la jornada dominical, el delantero chino Wu Lei anotó para rescatar un empate 1-1 para el Espanyol contra Getafe.

Más tarde, Iago Aspas anotó dos veces cerca del final al ayudar al Celta de Vigo a poner fin a una racha de cinco partidos sin ganar con una victoria de 3-1 sobre el local Villarreal.

Mientras que el reemplazo Joselu Mato metió un par de goles en los seis minutos finales para guiar al Alavés a doblegar 2-0 al Eibar.