MADRID (AP) — Rafael Nadal y Novak Djokovic jugaron sencillos y dobles el viernes, pero el español fue el único que pudo cargar a su equipo a las semifinales de la Copa Davis.

Con Nadal como baluarte, España le dio la vuelta a su eliminatoria, imponiéndose 2-1 ante Argentina. Djokovic, en cambio, no pudo impedir la eliminación de Serbia por idéntico marcador ante Rusia.

Andy Murray quedó descartado otra vez, pero Gran Bretaña se abrió paso entre los cuatro mejores al vencer 2-0 a Alemania. Los británicos enfrentarán a España en semifinales.

Los anfitriones accedieron a las semifinales, arropándose al indomable Nadal. El número uno apareció en la cancha de la Caja Mágica de Madrid para hacer dupla con Marcelo Granollers y derrotar a Máximo González y Leonardo Mayer.

"He jugado un buen partido de individuales, no me he reservado nada”, declaró. “Sabíamos que el dobles contra Argentina iba a ser duro, pero lo hemos resuelto”.

A primera hora, Guido Pella adelantó a Argentina al vencer a Pablo Carreño Busta por 6-7 (3), 7-6 (4), 6-1. Pero Nadal fue una tromba al vapulear 6-1, 6-2 a Diego Schwartzman para su 27ta victoria consecutiva en duelos de sencillos por la Davis.

“Había que ganar sí o sí, el resto no importa”, dijo Nadal.

Animados por eufóricos simpatizantes que por momentos hicieron más ruido que el público local, los argentinos buscaban desquitarse de la derrota en casa ante España en la final de la Davis de 2008, cuando eran amplios favoritos para derrotar a un equipo español sin el lesionado Nadal. España también venció a Argentina en la final de 2011 que se jugó en Sevilla.

Pero el factor Nadal fue demasiado.

“Cuando lo necesitaron, las embocó todas”, dijo Mayer. “Ellos son los mejores del mundo se la luchamos hasta lo último”.

SERBIA CAE

Djokovic derrotó 6-3, 6-3 a Karen Khachanov en el segundo duelo de sencillos para nivelar 1-1 la serie. Media hora después, el astro serbio regresó a la pista para hacer dupla con Viktor Troicki Acabaron perdiendo 4-6, 6-4, 7-6 (8) ante Khachanov y Andrey Rublev, luego de malograr tres bolas de partido.

“Duele y mucho”, dijo Djokovic. “Son partidos que suceden una vez en la vida. Es lo que hay. Se terminó la temporada y vamos a voltear la página”.

Los rusos sentenciaron con su primer match point para acceder a las semifinales de la Davis por primera vez desde 2008.

“Ambos equipos tuvieron muchas oportunidades”, dijo Rublev, quien ganó el primer punto de sencillos al despachar 6-1, 6-2 a Filip Krajinovic. “Fue como lanzar una moneda al aire, y nosotros acabamos ganándola”.

Serbia, campeón del torneo de 2010, buscaba acceder a las semifinales por primera vez desde 2017, cuando perdieron ante el eventual campeón Francia.

Después de su 15ta victoria de sencillos en la Davis, Djokovic no brilló en el compromiso de dobles. Pero Troicki fue el responsable de malograr las ocasiones en el reñido desempate, algunas en las bolas de partidos.

“Nunca me había sentido tan mal”, dijo Troicki. “Nunca había vivido un momento así en mi carrera, en mi vida. Siento que le he fallado al equipo, y me disculpo con ellos”.

Djokovic, quien desde 2017 no jugaba en la Davis, no pudo esconder su frustración cuando Serbia quedó en desventaja en el segundo set, quejándose con el juez de silla y reventar una pelota hacia la tribuna tras perder un punto. También pidió tratamiento en su brazo derecho.

Los rusos enfrentarán a Canadá, que el jueves eliminó a Australia. Aspiran a tercer título de la Davis, y primero desde 2006.

GRAN BRETAÑA AVANZA

Los británicos se instalaron en semis tras dejar en el camino a Alemania, gracias a las victorias de Kyle Edmund por 6-3, 7-5 ante Philipp Kohlschreiber y de Daniel Evans por 7-6 (6), 3-6, 7-6 (2) contra Jan-Lennard Struff.

Por segunda jornada seguida, el capitán Leon Smith descartó a Andy Murray, quien tras venir de atrás en el primer partido de la fase de grupos, reconoció que no estaba en sus mejores condiciones físicas.

“Tomé la decisión anoche tras hablar con los jugadores”, señaló Smith. “Podía jugar, pero no creo que estaba en condiciones óptimas, como les dijo el otro día”.

La anterior ocasión que Gran Bretaña disputó unas semifinales fue en 2016, un año después de conquistar su 10mo título.

Alemania intentaba avanzar a semifinales por primera vez en 12 años.