QUITO (AP) — El presidente ecuatoriano Lenín Moreno envió un proyecto urgente a la Asamblea con reformas tributarias, financieras y fiscales con el objetivo de reducir un déficit de unos 600 millones de dólares.

Entre sus principales puntos la iniciativa plantea la eliminación del anticipo del impuesto a la renta, la eliminación de la rebaja de ese gravamen para los que ganan más de 100.000 dólares al año, contribuciones por tres años para las empresas que facturen más de un millón de dólares anuales e impuestos a plataformas digitales como Netflix.

En una cadena de radio y televisión el mandatario explicó la noche del jueves que esta propuesta permitirá que el gobierno disponga de más recursos para seguridad, educación, salud y vivienda.

“No subimos impuestos a los que menos tienen. Confiamos en la sensibilidad, solidaridad y patriotismo de los asambleístas”, dijo al tiempo que pidió a los congresistas dejar de lado ideologías y actuar por el bienestar del país.

El texto también propone la condonación de deudas por créditos educativos a 9.000 estudiantes, la eliminación de impuestos a ciertos insumos médicos y la eliminación de las deudas de 30.000 afectados por un terremoto en 2016.

El analista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Fernando Martín, dijo a The Associated Press que la iniciativa “refleja la necesidad de ajustar las cuentas fiscales, aunque se han quedado un poco cortos porque el déficit es bastante más alto y hay que cubrirlo no sólo con ingresos sino con reducción de gastos”.

El proyecto, que por su carácter de urgente tiene un plazo de 30 días para ser tramitado por la Asamblea, reemplaza a uno previo que fue rechazado y archivado por los asambleístas el 17 de noviembre.

Para asegurarse de que esta iniciativa pueda ser aprobada, el gobierno pidió aportes a los sectores productivos y políticos y Moreno se reunió con los jefes de bloque de la Asamblea, donde el partido de gobierno no tiene mayoría.