Ana Julia Quezada, sospechosa del asesinato del niño Gabriel Cruz, reconoció que mató al menor