Cuatro personas mueren en dos días en incidentes con chimeneas y estufas