El primer ministro británico, Boris Johnson, junto al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (Andrew Parsons/Pool via REUTERS)
El primer ministro británico, Boris Johnson, junto al Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk (Andrew Parsons/Pool via REUTERS)

Los socios europeos del Reino Unido respaldaron este miércoles prorrogar el Brexit para evitar un divorcio sin acuerdo el próximo 31 de octubre, pero difieren sobre la duración del aplazamiento solicitado a regañadientes por el primer ministro británico, Boris Johnson.

Los embajadores ante la Unión Europea (UE) del resto de países expusieron la posición de cada capital durante un encuentro en Bruselas, y “todos estuvieron de acuerdo en la necesidad de una prórroga para evitar un Brexit sin acuerdo”, dijo una fuente europea al término de la reunión.

Sin embargo, no hubo acuerdo sobre la duración. “El ambiente en la sala apunta a una prórroga hasta el 31 de enero”, aseguró un diplomático europeo. Las fuentes consultadas por la AFP indicaron que no se puso sobre la mesa otra fecha concreta más allá de ésta.

A días del Brexit, Johnson, obligado por su Parlamento, pidió retrasar el Brexit hasta el 31 de enero, un aplazamiento de tres meses defendido por el jefe del Consejo Europeo, Donald Tusk, y que parece también convencer al primer ministro irlandés, Leo Varadkar.

Para ambos, que conversaron este miércoles por teléfono, “el Reino Unido podría marcharse antes del 31 de enero de 2020, si se ratifica el acuerdo de retirada antes de esa fecha”, aseguró el gobierno irlandés.

Los principales líderes del continente, durante la última cumbre del Consejo Europeo (AFP)
Los principales líderes del continente, durante la última cumbre del Consejo Europeo (AFP)

Para el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, este aplazamiento de tres meses permitiría al Reino Unido “aclarar su posición” y a los eurodiputados, que ratificarán el acuerdo cuando los parlamentarios británicos lo hayan hecho, “desempeñar su papel”.

La decisión de extender el plazo debe ser por unanimidad y, “si existen diferencias” entre los 27, los mandatarios podrían confirmarla durante una nueva cumbre de líderes el 28 de octubre para cerrar una fecha.

La decisión todavía no está tomada. Los embajadores europeos deben reunirse de nuevo el viernes, mientras Tusk sigue consultando a los dirigentes del bloque, que el pasado jueves cerraron un nuevo acuerdo de divorcio con el gobierno británico.

¿Días, semanas, meses?

Las diferencias empiezan a aparecer. Francia, a través de su secretaria de Estado de Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin, indicó el martes su disposición a un aplazamiento “técnico” de la fecha del Brexit, pero de “algunos días”.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, abogó por retrasarla “dos o tres semanas”, si permite a los diputados británicos, que el martes respaldaron el acuerdo cerrado cuatro días antes por Johnson, ratificar la ley.

“Si se trata de aplazar el Brexit hasta finales de enero, debemos saber el motivo, lo que pasará mientras tanto y si habrá elecciones en el Reino Unido”, precisó Maas en declaraciones a la televisión alemana RTL.

Las dudas en la UE se centran precisamente en los planes de Johnson, determinado a sacar a su país del bloque el 31 de octubre, pero que el martes no logró el apoyo del parlamento a un procedimiento de ratificación acelerado.

Boris Johnson en el Parlamento británico (Photo by JESSICA TAYLOR / various sources / AFP)
Boris Johnson en el Parlamento británico (Photo by JESSICA TAYLOR / various sources / AFP)

Tras esa caótica sesión parlamentaria, el primer ministro británico aseguró que “suspendía” la tramitación legislativa a la espera de la decisión de la UE, pero al mismo tiempo aseguró que se marcharán del bloque con ese acuerdo.

En una conversación este miércoles con el jefe del Consejo Europeo, el premier británico le pidió “no prorrogar” el Brexit, según una fuente diplomática, que describe una “situación muy compleja”, en la que la decisión de la UE podría “provocar elecciones en el Reino Unido”.

En el poder desde hace menos de tres meses, Johnson intenta precisamente convocar legislativas anticipadas desde que en septiembre perdió la mayoría en el Parlamento británico, algo que le impide por el momento la oposición.

Una tercera prórroga del Brexit, decidido por 52% de votos en el referéndum de 2016 e inicialmente previsto para el pasado marzo, debería permitir esos comicios so pena de alargar un proceso que parece interminable.

Toni Cerdá para AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: