Todd Mullis fue encontrado culpable de atacar a su esposa que constantemente recibió amenazas y estaba cansada del maltrato que recibió en vida

Todd Mullis, 43, at looks around the courtroom before the start of his murder trial Wednesday, Sept. 18, 2019, at the Dubuque County Courthouse in Dubuque, Iowa. Authorities say he fatally attacked his wife, 39-year-old Amy Mullis, in November at her farm northwest of Earlville, Iowa. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)
Todd Mullis, 43, at looks around the courtroom before the start of his murder trial Wednesday, Sept. 18, 2019, at the Dubuque County Courthouse in Dubuque, Iowa. Authorities say he fatally attacked his wife, 39-year-old Amy Mullis, in November at her farm northwest of Earlville, Iowa. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)

iow fue declarado culpable de asesinar a su esposa Amy con un rastrillo de maíz porque le fue infiel. El jurado de su caso podría sentenciarlo a cadena perpetua sin libertad condicional por el crimen cometido contra la mujer que constantemente recibió amenazas y estaba cansada del maltrato que recibía en su hogar.

El criador de cerdos en una granja de Iowa fue encontrado responsable de apuñalar al menos en tres ocasiones a su esposa con un rastrillo de maíz, después de que descubrió que tenía un amorío con un gerente de campo, llamado Jerry Frasher.

El jurado decidió la sentencia después de deliberar por siete horas y media durante dos días y escuchar los argumentos que presentó la Fiscalía local, entre ellos, el enojo de Todd por la aventura surgida en el verano de 2018 y continuó hasta la muerte de Amy Mullis.

Frasher fue uno de los testigos presentados por las autoridades ante el estrado. El hombre de 49 años confirmó el romance con la mujer asesinada y reveló algunos detalles sobre la relación de agresiones a las que era sometida la víctima.

Sé que no estaba feliz. Ella dijo que se sentía como una esclava o un rehén por allí. Ella dijo que quería (dejar a Todd)”, dijo Jerry Frasher ante el jurado que decidió culpar a Todd Mullis como el responsable de la muerte de su esposa.

Todd Mullis, 43, takes the stand during his trial, Thursday, Sept. 19, 2019 at Dubuque County Courthouse in Dubuque, Iowa. Mullis, charged with first-degree murder in the slaying of 39-year-old Amy Mullis on Nov. 10 at the farm about 4 miles northwest of Earlville, Iowa. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)
Todd Mullis, 43, takes the stand during his trial, Thursday, Sept. 19, 2019 at Dubuque County Courthouse in Dubuque, Iowa. Mullis, charged with first-degree murder in the slaying of 39-year-old Amy Mullis on Nov. 10 at the farm about 4 miles northwest of Earlville, Iowa. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)

“Una vez dijo que si alguna vez se enteraba (Todd del amorío), ella desaparecería", agregó el agente ganadero.

Incluso, según The Telegraph Herald, en una ocasión Frasher le pidió a Amy ir más lento en su relación porque en en julio de 2018 Todd lo confrontó cuando descubrió una factura telefónica mostró más de 100 mensajes de texto entre Frasher y Amy.

Dije que se trataba de otras cosas, como mostrar cerdos”, se disculpó en aquella ocasión Frasher con Todd Mullis.

Tras el altercado, Jerry comentó a Amy: “Tenemos que reducir la velocidad”.

Durante el testimonio de Frasher, éste aseguró que a pesar de hacerse pública su aventura Durante el interrogatorio, Frasher aseguró que el altercado no mermó su actividad laboral, ya que continuó brindando servicios profesionales a la granja Mullis hasta la muerte de Amy.

Terri Staner, a close friend of Amy Mullis, testifying about the state of the Mullis marriage in August through November 2018 during the first-degree murder trial for Todd Mullis, 43, at Dubuque County Courthouse on Wednesday, Sept. 18, 2019. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)
Terri Staner, a close friend of Amy Mullis, testifying about the state of the Mullis marriage in August through November 2018 during the first-degree murder trial for Todd Mullis, 43, at Dubuque County Courthouse on Wednesday, Sept. 18, 2019. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)

Además las autoridades también hallaron búsquedas constantes en el Ipad de Todd Mullis, las cuáles estaban vinculadas a las frases: “matar mujeres infieles”, “lo que sucedió con los cónyuges infieles en las tribus aztecas históricas” y “las culturas antiguas mataron a los adúlteros”.

Estos alarmantes signos fueron reforzados por los testimonios de amigos de Amy, quienes confirmaron que la mujer vivía con miedo ante la reacción de su marido.

Patricia Christopherson, una amiga cercana de la víctima, dijo ante la corte: “Ella no estaba feliz y no había estado feliz por muchos años”.

"Dijo que le tenía miedo a Todd, y que si se enteraba del asunto, la mataría", agregó la persona allegada a Amy.

Terri Staner, otra amiga de la mujer, aseguró ante el jurado: "Ella me decía: ‘Todavía no estoy segura de qué debo hacer’”.

La persona allegada a la víctima aseguró que temió por la vida de Amy por la conducta agresiva de Mullis.

“Cuando ella me habló por primera vez sobre el asunto (la infidelidad), estaba muy enojada con ella. Le dije: ‘Te estás poniendo en un lugar difícil. Él te va a matar’".

Dr. Kelly Kruse, a forensic pathologist with Iowa State Medical Examiner's office describes injuries she observed during an autopsy of Amy Mullis as she testifies in Todd Mullis' murder trial Wednesday, Sept. 18, 2019, at the Dubuque County Courthouse in Dubuque, Iowa. Authorities say Mullis fatally attacked his wife, 39-year-old Amy Mullis, in November at her farm northwest of Earlville, Iowa. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)
Dr. Kelly Kruse, a forensic pathologist with Iowa State Medical Examiner's office describes injuries she observed during an autopsy of Amy Mullis as she testifies in Todd Mullis' murder trial Wednesday, Sept. 18, 2019, at the Dubuque County Courthouse in Dubuque, Iowa. Authorities say Mullis fatally attacked his wife, 39-year-old Amy Mullis, in November at her farm northwest of Earlville, Iowa. (Dave Kettering/Telegraph Herald via AP)

Las contradicciones de Todd Mullis

En un inicio el homicida declaró que un procedimiento médico le provocó mareos a Amy, que la hicieron caer sobre el rastrillo de maíz; mientras que la defensa del hombre dijo que alguna persona externa sorprendió a la víctima en el cobertizo y la atacó con el arma.

El médico forense desmintió ambas versiones. De acuerdo con los análisis realizados por la Dr. Kelly Kruse, Amy Mullis fue empalada en “un rastrillo de maíz 'al menos dos veces, posiblemente tres veces”.

“La forma de la muerte fue el homicidio”, agregó el forense quien aclaró que el arma tiene cuatro dientes, pero la víctima presentó seis heridas punzantes en el cuerpo, lo que era prueba de que había sido apuñalada más de una o dos veces.