Tras el acuerdo alcanzado entre CEAMSE y la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, y habiendo obtenido la autorización correspondiente del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), inició la construcción de la Planta de Tratamiento Mecánico Biológico en Ensenada.

La inversión de 300 millones de pesos – entre recursos estatales y privados – se espera que genere aproximadamente 250 puestos de trabajo. La obra está a cargo de la firma ARX ARCILLEX SA, adjudicataria de la licitación pública nacional.

El proyecto contempla que en ese nuevo centro se pueda procesar la totalidad de los residuos sólidos urbanos generados en la Región Capital, en los municipios de La Plata, Ensenada, Berisso, Magdalena y Brandsen, a fin de reducir el envío de los mimos a disposición final.

La planta utilizará equipamiento proveniente de Alemania, tendrá una capacidad de tratamiento de 900 toneladas diarias con una eficiencia estimada de un 75 por ciento. Se espera poder disminuir sustancialmente la cantidad de residuos destinados a la disposición final.

Cómo es el proceso

Se realiza primero de forma mecánica la separación, que permite por un lado la extracción de los materiales reciclables factibles de ser reinsertados en el circuito productivo y por otro, la separación de la fracción orgánica. Ésta última será destinada a un proceso biológico de descomposición aeróbica que permitirá la obtención de material bioestabilizado y eventualmente compost.

Luego de la separación mecánica, quedan dentro de los residuos materiales con elevado poder calorífico, está previsto la elaboración de combustible derivado de residuos (CDR) el cual puede ser utilizado por la industria a fin de sustituir el uso de combustibles fósiles. Finalmente, los residuos que no hayan podido ser utilizados, básicamente materiales inertes, serán enfardados envueltos con film para ser trasladados a su disposición final.