Ocurrió a los 65 minutos del primer partido que protagonizaron Brasil y Ecuador en el Rose Bowl de Los Ángeles, California. Cuando el duelo estaba empatado sin goles, una proyección de Miller Bolaños le puso suspenso al espectáculo.

El delantero del Gremio llegó hasta el fondo y sorprendió con un remate rasante que dejó expuesto a Alisson. La pésima respuesta del arquero será olvidada con rapidez gracias a la decisión del juez de línea chileno Christian Schiemann.

El asistente levantó su banderín y anuló la acción porque la pelota salió del terreno de juego. Los constantes reclamos hubiesen mermado si la tecnología hubiera sido empleada. En tiempos en los que se establecieron nuevas reglas en el deporte más popular del planeta, todavía el uso del video ref es una cuenta pendiente.