No quedan dudas que Eduardo Coudet es la pieza clave de Rosario Central. El engranaje que hace funcionar todo a la perfección. Es líder del plantel futbolístico, pero también una especie de directivo encubierto a la hora de meter el cuerpo en los mercados de pases. Como ya lo hizo en el pasado, el Chacho nuevamente toma un rol fundamental.

En esta ocasión, se puso al hombro la negociación con Martín Demichelis, quien fue compañero suyo en River durante toda la estadía del defensor en Núñez. Según confesó Evangelina Anderson, la esposa del zaguero, en Intrusos, el Chacho y Micho mantienen contactos telefónicos frecuentes.

Eso abrió la puerta al arribo del defensor a Rosario por una temporada a préstamo, teniendo en cuenta que quedó con el pase en su poder luego de defender los colores del Manchester City durante tres temporadas.

Cabe destacar que Javier Pinola tendrá una extensa recuperación luego de su lesión y está la chance latente de que Alejandro Donatti emigre al fútbol brasileño, eso obligaría al técnico a formar un nuevo caudillo para su última línea. Y Demichelis, a sus 35 años, reúne todas las condiciones necesarias.

Todavía la situación está en ascuas, pero el zaguero quedó en darle una respuesta definitiva a su ex compañero en las próximas semanas. Mientras tanto, el Canalla profundiza las negociaciones con Rodrigo Braña (libre de Quilmes), Leonardo Pisculichi y otros apellidos de menor envergadura para intentar seguir peleando en los primeros planos.