Adrián Escandar 162
Adrián Escandar 162

El otoño arrancó con temperaturas menores que las esperadas para los primeros meses de la estación, tanto es así que abril y mayo tuvieron marcas térmicas menores a los 16°, cosa que no ocurría desde 1956, y junio comenzó con una media histórica de 10° que por la noche bajó a 8 centígrados. El frío invadió temprano las calles de la Ciudad, donde cada noche al menos 800 personas viven en situación de calle. Con la caída del sol buscan un espacio para improvisar una cama con algunos cartones, quizás otro tanto de diarios y unas pocas mantas; muy poco para la impiedad del clima. ¿Cómo ayudar a quienes no tienen un hogar donde pasar noches tan frías?

Algunas organizaciones no gubernamentales realizan cada año distintas campañas para ayudarlos a vencer las inclemencias del clima llevándoles abrigo y un plato de comida caliente. Por su parte, el Gobierno de la Ciudad inició recién el 1° de junio el "Operativo Frío" que busca "fortalecer la capacidad de respuesta hacia las personas que se encuentran en situación de calle frente a las bajas temperaturas del invierno", aseguraron sus voceros, y a su vez explicaron que "a través de los equipos de Buenos Aires Presente (BAP) se llevará a cabo un trabajo de asistencia con más de 40 equipos móviles que recorren la Ciudad para trasladar a los afectados a lugares especialmente acondicionados para que puedan pasar la noche".

Fuentes del Gobierno de la Ciudad informaron que cada noche asisten, al menos, a 800 personas entre las 19 y 3 de la mañana. La asistencia comienza, muchas veces, por una alerta al 108 o a través del recorrido por los barrios de la Ciudad.

NG y voluntarios, siempre dispuestos a ayudar

Como parte de la campaña "Frío Cero, la calle no es un lugar para vivir", iniciada el 21 de marzo, la Red Solidaria instaló un perchero y una heladera solidaria en Plaza de Mayo para que quienes lo necesiten se hagan de una prenda para abrigarse y una vianda con comida, separadas en porciones individuales. La ONG, que cumplió 21 años de servicio, realiza todos los viernes, a partir de las 19, un comedor social donde se le ofrece un plato de comida caliente a "aproximadamente unas 250 personas", aseguraron. De esa actividad participan voluntarios ocasionales, grupos de jóvenes de distintas organizaciones políticas, religiosas y scouts.

Más información: Red Solidaria y en Rutas Solidarias, la red que integra a todas las ONG del país y explica la necesidad de cada zona.

La Fundación Si realiza desde 2009 recorridas nocturnas para "acompañar a quienes duermen en la calle, mejorando su calidad de vida y trabajando en la reinserción social, escolar y laboral. Utilizamos la sopa como herramienta que nos permite acercarnos, y una vez que se ha generado un vínculo de confianza y afecto comienzan a intervenir otras áreas de la fundación", aseguran desde la ONG encabezada por Manuel Lozano.

Además, la fundación cuenta con áreas de voluntarios para abordar diferentes problemáticas: inclusión laboral, inclusión escolar, adicciones, documentación, jubilaciones, asesoramiento jurídico, psicología, animales, casos complejos y asistencia social.

Caminos Solidarios Argentina es un grupo de voluntarios que asisten a gente en situación de calle. "Mediante recorridas nocturnas llevamos ropa, comida, frazadas, sopas a tantos amigos en situación de calle, amigos que por esas cosas de esta loca vida y realidad, les tocó a ellos estar así", aseguran desde las redes.

Este grupo también organiza festivales y eventos solidarios, y además, tratan de asistir, acompañar y ayudar a las personas a tramitar sus DNI o encontrar algún trabajo.

Finalment, la Asociación Civil Caminantes de Buenos Aires tiene como objetivo asistir a las personas en situación de calle en CABA, principalmente en el barrio de Congreso, uno de los puntos donde mucha gente duerme en la plaza. También se ocupan de la reinserción social de las personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad; para ello trabajan a través de diferentes acciones que asisten, contienen y orientan en temas relacionados a la salud, alimentación, educación y documentación personal. También organizan "Puntos de Acción", "una dinámica que consiste en solidarizarnos con familias u otras instituciones sociales para colaborar a través de la entrega de donaciones o mejorar sus necesidades edilicias", aseguran.