En el Citrus Bowl de Orlando, continuó la actividad del Grupo A, o también denominado 'de la muerte', debido al buen nivel de los cuatro participantes. Ayer, Colombia inició su camino imponiéndose por 2 a 0 ante el local Estados Unidos; y ahora fue el turno de Paraguay y Costa Rica.

Si bien no tienen la presión de ser candidatos, se esperaba mucho más de ellos en la primera parte debido a los pergaminos con los que llegaban, ya que los Ticos fueron la sorpresa de Brasil 2014 y los Guaraníes dieron batalla en la edición pasada.

Aunque Ramón Díaz, que viene apostando a un recambio generacional, puso en cancha a Óscar Romero y Derlis González, sus habilidosos casi nunca se lograron juntar y sintieron la falta de Néstor Ortigoza en la zona media. Las pocas veces que hubo conexión, llegaron a crear algo de peligro. Los comandados por Oscar Ramírez utilizaron un esquema cauteloso y apostaron a lo que puedan originar Bryan Ruiz y Joel Campbell. Y justamente la vez que se juntaron, casi marcan; si no hubiese sido defectuoso el cabezazo del '10'.


En el complemento, los costarricenses ganaron metros e insinuaron bastante; aunque carecieron de precisión en la última estocada. La Albirroja, en cambio, no contó con ideas claras y juego asociado. También se retrasó y terminó sufriendo más de la cuenta.

Con este empate 0 a 0, tanto los de Ramón Díaz como Costa Rica dejaron abajo a Estados Unidos, pero deberán meter una victoria para soñar con el pasaje a Octavos de Final. Los Ticos irán ante el colista, mientras que los guaraníes se las verán contra los punteros.

Estadio: Citrus Bowl (Orlando)

Árbitro: Patricio Loustau (Argentina)