, que luchará por la conquista de la séptima Copa Libertadores de su historia en el segundo semestre de año, y rápidamente llegó a Buenos Aires para realizarse los estudios médicos correspondientes antes de la firma del contrato por cuatro años.

El volante por derecha, que arribó procedente de Godoy Cruz, manifestó que nunca tuvo dudas sobre su futuro pese a las indefiniciones en los últimos días. "No sé si hubo algo de River, no estoy al tanto de eso, tampoco sé si hablaron con mi representante. Yo quería venir a Boca, por suerte se dio y estoy con muchas ganas", confesó quien costó 1.500.000 dólares por el 90% de su ficha.

"Estoy muy contento, ilusionado con esta nueva etapa y me toca en un momento que lo necesitaba", continuó el hombre de 24 años, baluarte del equipo mendocino que coqueteó con la gloria en el pasado campeonato. "No sé por qué me eligió Boca, creo que hicimos un buen torneo en Godoy Cruz y fue fundamental. Es una oportunidad increíble, un sueño y lo tomo de manera muy positiva", amplió.

Además, en diálogo con TyC Sports, Zuqui dejó al descubierto la personalidad que lo caracteriza y empezó a imaginarse un ciclo exitoso en el Xeneize. "Estoy confiado en lo que quiero, en lo que puedo aportar. Sé que nos va a ir muy bien tanto a mí como al grupo. Quiero aportar mi granito de arena desde mi lugar para que podamos conseguir los objetivos", concluyó a la espera del primer entrenamiento.