El calendario apura a los directivos de la mesa chica de Boca. Independiente del Valle será el adversario el 7 y 14 de julio en las Semifinales de la Copa Libertadores, en la búsqueda del sueño de la Séptima. Pero también impulsa una mayor celeridad en las negociaciones es que el plantel, bajo las órdenes de Guillermo Barros Schelotto, haya iniciado los trabajos de pretemporada ayer tras apenas 10 días de vacaciones.

El primer nombre que pidió el entrenador y salió a buscar Daniel Angelici fue Fernando Zuqui. Más allá de algunos vaivenes en las conversaciones, el Xeneize acordó con Godoy Cruz un pago de 1.500.000 dólares por el 90% del pase, la cesión definitiva del 60% de Guillermo Fernández y la recaudación completa de un amistoso que jugarán estos equipos en el futuro. Entonces, el capitán del Tomba sensación ya llegó a Buenos Aires y se haría hoy la revisión médica para posteriormente firmar por cuatro años.

No conformes con eso, las negociaciones continuaron por el lado de Walter Bou, el goleador de Gimnasia con pasado en las inferiores de Boca, que ya hizo público su deseo de vestir la camiseta azul y oro. La principal traba es que el atacante tiene un vínculo vigente hasta el 30 de junio con la entidad platense y los Mellizos lo quieren ya mismo para que realice los trabajos de preparación a la par del resto del grupo ¿La solución para dejar de esperar? El Lobo recibirá una lista de futbolistas prescindibles de Boca y elegirá uno que será una especie de compensación (un préstamo) para interrumpir el contrato antes de lo previsto.

Pero la gran sorpresa del incipiente mercado de pases es el entendimiento alcanzado con San Lorenzo por el traspaso de Héctor Villalba. El 50% de la ficha del joven de 21 años pasará a ser propiedad del club de La Ribera, que a cambio cederá el 50% que conservaba de Nicolás Blandi. Teniendo en cuenta que los de Boedo pretendían quedarse con el goleador y que Tito estuvo fuera de los planes de Pablo Guede a lo largo del semestre, ambos salieron ganando en las tratativas porque ninguno desembolsará un peso. En horas arreglaría los números del vínculo y mañana se presentaría en el Complejo Pedro Pompilio.

¿Qué más falta para saciar las pretensiones de Guillermo? Un marcador central (gana porotos la chance de comprar a Fernando Tobio, quien debe regresar al Palmeiras de Brasil) y la frutilla del postre será el '9', con Ramón Ábila y Guido Carrillo como los nombres que pican en punta en estos momentos.