Boca fue el primero en volver al ruedo, debido a que en julio tendrá acción de peso: disputará la Semifinal de la Copa Libertadores ante Independiente del Valle de Ecuador. Por tal razón, la dirigencia comenzó a moverse fuerte para cerrar los fichajes que pidió Guillermo Barros Schelotto.

Para la zona media, la prioridad era Fernando Zuqui, quien dejó en claro que su anhelo era vestir la camiseta azul y oro –River lo tenía en su órbita-. Si bien con Godoy Cruz estaba todo acordado, la situación se dilató demasiado, y hasta estuvo a punto de caerse, debido a que no llegaban a un acuerdo en lo contractual.

El representante del capitán del Tomba (Mauro Menseguez) se juntó nuevamente con los mandatarios de la entidad de La Ribera y terminaron acordando todo. El futbolista se hará la revisión médica mañana y firmará un vínculo por 4 temporadas.

De esta manera, Boca abonará por el 90 por ciento de su ficha 1.5 millones de dólares, dará el 60 por ciento del pase de Pol Fernández –ya jugaba en el club mendocino- y la recaudación de un futuro amistoso entre ambos.