AP
AP

Varias decenas de personas que protestaban por la escasez de alimentos tomaron este jueves algunas de las principales vías del centro de la capital, situación que terminó con la intervención de decenas de policías y guardias nacionales, que utilizaron algunos gases lacrimógenos para dispersarlos.

Al grito de "queremos comida", varias decenas de manifestantes, en su mayoría de origen pobre, bloquearon dos de las principales avenidas del centro de la capital en protesta por la creciente escasez de alimentos.

Al grito de "queremos comida", varias decenas de manifestantes, en su mayoría de origen pobre, bloquearon dos de las principales avenidas del centro de la capital

Habitantes de barrios cercanos bloquearon una estratégica avenida y calles cercanas volcando estañones de basura e intentaban llegar al Palacio, pero fueron repelidos por los efectivos de seguridad y grupos de simpatizantes del gobierno, que gritaban la consigna: "La calle se respeta".

"Estoy protestando porque ya estamos cansados de que no se consigan productos, de las colas", dijo a la AFP Francis Marcano, estudiante de 21 años, quien tenía una piedra en la mano.

Varias decenas de policías y guardias nacionales, con escudos y equipos antimotines, tomaron los alrededores del centro de la ciudad y formaron grandes cordones en medio de la vía para impedir el avance de los manifestantes. La policía utilizó algunos gases lacrimógenos para dispersarlos.

Venezuela está sumida en una compleja crisis económica, dominada por una desbordada inflación que se estima que podría alcanzar este año 720%, severos problemas de escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos y una recesión que se estima podría agravarse por el deterioro de los precios del petróleo, que financian el 96% de los ingresos que recibe el país por exportaciones.

Largas filas, vigiladas por la policía militarizada, se forman todos los días en los supermercados para comprar alimentos subsidiados. En varios establecimientos de Caracas y otras ciudades han ocurrido saqueos y protestas en las últimas semanas.

La oposición venezolana responsabiliza de la crítica situación al gobierno de Maduro e impulsa un referendo revocatorio del mandato presidencial, en tanto que la Organización de Estados Americanos (OEA) empuja un diálogo como salida a la crisis.

LEA MÁS:

En desarrollo...