Desde hace varios años, cada lluvia es un verdadero problema en Boca. Y más en el último tiempo, donde el césped del Alberto J. Armando lo sufrió demasiado y dejó bastante que desear en varios cotejos, como ante River y Deportivo Cali. Daniel Angelici había avisado que iban a trabajar al respecto, e intentarán sacarle rédito a este parate previo a la vuelta de la competencia.

El primer gran desafío para los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto es la Copa Libertadores, donde el 14 de julio recibirán a Independiente del Valle, por la Vuelta de las Semifinales. Hoy los futbolistas volvieron a los trabajos y se encontraron con varios empleados haciendo arreglos en la Bombonera.

Aunque las imágenes llaman la atención e impactan, la dirigencia y los encargados de llevar adelante estas mejoras confían en que este mes y medio que tendrán por delante les alcanzará para solucionar varios de los inconvenientes (trabajarán de lunes a sábado, de 8 a 18). Por ahora, cavaron una serie de zanjas laterales de unos cuantos centímetros de profundidad que van de una línea de fondo a la otra, y se destacan los montículos de tierra sobre la vereda de la calle Del Valle Iberlucea.