AP 163
AP 163

Una vez implantadas, las medidas tomadas por el Tesoro de Estados Unidos pretenden designar al régimen de Pyongyang responsable de operaciones de blanqueo de dinero y limitar al máximo las posibilidades de realizar transacciones con empresas financieras extranjeras.

"La medida tomada hoy es una etapa suplementaria que apunta a cortar los vínculos bancarios con Corea del Norte, y esperamos que todos los gobiernos y autoridades financieras hagan lo mismo", dijo Adam Szubin, subsecretario del Tesoro a cargo de la lucha antiterrorista, citado en un comunicado.

Corea del Norte está sometida a sanciones internacionales que fueron reforzadas a principios de marzo debido a varios disparos de misiles y a un cuarto ensayo nuclear en enero.

Las nuevas medidas apuntan a determinar cómo Pyongyang utiliza las instituciones financieras que están bajo su control y empresas pantalla para "alentar la proliferación y el desarrollo de armas de destrucción masiva y de misiles balísticos", señala el comunicado.

LEA MÁS:

"Es fundamental tomar todas las medidas necesarias para impedir que el régimen (norcoreano) engañe a las instituciones financieras del mundo", agregó Szubin.

El anuncio de estas nuevas sanciones sucede al día siguiente de que Corea del Norte efectuara –de forma fallida– un disparo de misil balístico, en violación de las resoluciones de la ONU, según un informe del Ministerio surcoreano de Defensa.

Condena en la ONU

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó con firmeza el último -e infructuoso- intento de Corea del Norte de lanzar un misil, al tiempo que urgió a la comunidad internacional a imponer sanciones contra Pyongyang.

El Consejo respaldó en forma unánime una declaración presentada por Estados Unidos que exige a Corea del Norte "abstenerse de nuevas acciones, incluyendo pruebas nucleares" que violen las resoluciones de la ONU.