De cara a la presentación en la Copa América Centenario, que será el lunes desde las 23 en Santa Clara ante Chile, Gerardo Martino sigue desvelado por la salud de varios jugadores de la lista de convocados pero paulatinamente escucha noticias que empiezan a aclarar el panorama.

Ezequiel Lavezzi y Javier Pastore, dos futbolistas que pudieron quedarse fuera de la competencia por sendos desgarros, evolucionaron considerablemente y tuvieron el primer contacto con la pelota en el entrenamiento que desarrolló ayer la Albiceleste en el Spartans Sport Camp de California. No podrán jugar ante la Roja de Juan Antonio Pizzi, pero seguramente serán tenidos en cuenta antes de lo previsto.

El escenario más complicado es el que tiene como protagonista a Lucas Biglia, quien en primera instancia iba a ser desafectado por una lesión muscular importante. El volante de la Lazio respondió bien en las horas siguientes, para sorpresa del cuerpo médico, y aunque el Tata se había fijado en Guido Pizarro para reemplazarlo, finalmente dio marcha atrás y aseguró que esperará hasta el fin de semana la evolución del rubio. Se trata de una mialgia en la cara posterior del muslo izquierdo que será evaluada diariamente.

Vale aclarar que el sábado es la fecha límite para efectuar modificaciones en la nómina de 23 citados, en caso de determinar la exclusión definitiva del ex Independiente.

Mientras tanto, Lionel Messi está en España para prestar testimonio por el conflicto con el Fisco y recién arribará a los Estados Unidos el sábado, apenas dos días antes del primer examen del seleccionado. El '10' se dejó ver sin dolores en Cataluña, luego del rodillazo sufrido ante Honduras, pero una posibilidad latente es que el DT le brinde descanso en el primer juego por el trajín de kilómetros recorridos en la última semana.

Al menos, Martino ya tiene a disposición a Augusto Fernández y Matías Kranevitter, quienes se incorporaron más tarde a los trabajos en suelo estadounidense porque participaron de la Final de la Champions League con Atlético Madrid, el pasado sábado en Milán. Ambos cuentan con serias chances de ganarse un lugar entre los titulares para el estreno, a raíz de la mencionada lesión de Biglia.

El próximo ensayo será hoy desde las 21 (son cuatro horas menos en California). Allí, el entrenador podría empezar a vislumbrar qué equipo imagina para buscar las primeras tres unidades del certamen, aunque la realidad marca que necesitará consultar constantemente a los médicos por la salud de varios soldados.