Irán tiene su propio "petrolao": investigan por corrupción al hermano del presidente Hasan Rohani

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, el jefe de la representación de Irán ante la Organización de Energía Atómica (OIEA), Ali Akbar Salehi, y Hossein Fereydon Rohani, hermano y estrecho colaborador del presidente Hasan Rohani, se reunieron con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en un hotel en Viena, Austria, el 3 de julio de 2015. Desde ese momento, el hermano del presidente sólo fue visto en público en dos oportunidades. La última, en marzo pasado, en el marco de una reunión presidencial. Luego de ello, Hossein Fereydon Rohani no ha vuelto a ser visto y sólo se sabe de él por las denuncias de corrupción que la Justicia iraní está investigando.

Esta semana, el actual fiscal general de Irán, Mohammad Jafar Montazeri, se negó a confirmar o descartar los informes de los medios sobre la detención del hermano del presidente de Irán, Hossein Fereydon Rohani.

La última vez que el hermano del presidente fue visto en público fue en marzo y corren rumores de que fue detenido

Sin embargo, la agencia de noticias iraní Tasnim reveló que el fiscal general Montazeri rechazó hacer declaraciones sobre si el hermano de Rohani fue detenido o si sigue en libertad por las acusaciones de corrupción y desfalco contra la República Islámica. Aunque la agencia no informó ningún detalle sobre la detención de Fereydon Rohani ni en qué prisión estaría detenido, los rumores que circulan sobre su arresto llevan ya varios días en Teherán. Algunos relacionan esos rumores con la mala relación que su hermano, el presidente Rohani, mantiene en los últimos meses con el guía supremo Alí Khamenei por cuestiones políticas, pero también por las sospechas de que su hermano participó en graves actos de corrupción.

En otro orden, fuentes en contacto el gobierno niegan toda la información publicada por los Guardianes de la Revolución Islámica (Cuerpo de la Guardia Revolucionaria -CGRI-) sobre la detención de Fereydon Rohani en los medios de comunicación. La agencia de noticias iraní IRNA también refutó los rumores sobre la supuesta detención informando que no es conocido su paradero.

No es un dato menor que Fereydon representó a su hermano, el presidente Rohani, en las últimas negociaciones nucleares que dieron lugar al acuerdo impulsado por Estados Unidos y varios gobiernos europeos.

Por otra parte, las fuentes exponen los fundamentos de la detención de Fereydon en profundas disputas políticas que parecen no tener retorno entre el líder supremo de Irán, Ali Khamenei, y el presidente Rohani; la grieta entre ambos se agudizó a principios de mayo debido a decisiones políticas de la administración que han generado conflictos difíciles de zanjar con Khamenei, quien considera que "el presidente ha cruzado líneas rojas no autorizadas e intolerables para las principios originales de la Revolución Islámica del fallecido ayatollah Jomeini".

El conflicto entre su hermano y el líder supremo generó que Fereydon y el jefe de Gabinete del Presidente de Irán, Mohammad Nahavandián, fueran expulsados del Gabinete e impedidos de asistir a las sesiones.

El sitio web de la oposición, Saham News, informó que la expulsión y exclusión de Fereydon Rohani y Nahavandian de las reuniones gubernamentales fue una orden directa impartida por el guía supremo, Ali Khamenei.

El caso profundizó la grieta entre el presidente Rohani y el líder supremo, Alí Khamenei

El presidente Rohani se allanó a lo dispuesto por Khamenei y alejó a su hermano y su jefe de Gabinete del gobierno. Sin embargo, las fuentes señalan que el ayatollah Ali Khamenei ignoró todos los intentos de Rohani por una reconciliación y la relación está congelada.

Por otra parte, el líder supremo de Irán dispondría de elementos para condenar a Nahavandian y Fereydon sobre la base de informes de inteligencia del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución por estar involucrados en actos de corrupción y transgresión a las jerarquías religiosas. Estos cargos no son menores en la teocracia iraní y pueden llevar a la pena de muerte a un funcionario dentro del sistema del Velayat-e faqih (????? ???? , o sistema de gobierno de las leyes divinas).

Hace dos semanas, el sitio web iraní Ammariyon, admirador de Hezbollah, se refirió a la ausencia pública del hermano del presidente. La página web sugirió que "el hermano de Rohani está involucrado en una red de corrupción económica de gran escala y por miles de millones de dólares en connivencia con los Ministerio de Asuntos Exteriores y el del Petróleo, lo cual podría haber causado su desaparición y fuga o su encarcelamiento".

Fereydon Rohani fue expulsado del Gabinete, sospechado de integrar una red de corrupción

Otro de los acusados por la línea más dura de los mullahs como cómplice del hermano del presidente es el ministro de Petróleo, Bijan Namdar Zangeneh. Se lo acusa de firmar acuerdos ilegales de venta de petróleo con desvíos de fondos que ocasionaron a Irán una pérdida de alrededor de 50 mil millones de dólares. Este es otro cargo muy grave según la Guardia Revolucionaria Iraní, que se encuentra investigando una intrincada red de agentes en la administración de Rohani que operaría como una mafia enquistada en el gobierno. Según allegados del guía supremo, la red incluye como ideólogos y jefes a Zangeneh, Fereydon y el ex representante de Irán en Naciones Unidas Sirus Naseri.

Las fuentes señalan que en los próximos días habrá una presentación de documentos que acompañarán una denuncia de gran escala para que intervenga el Ministerio de Inteligencia de Irán, que ya dispone de información que corroborará la comisión de delitos de corrupción de juristas religiosos.

Los miembros del Gabinete declararon que "van a presentar pruebas que ratifican las que dispone el Ministerio de Inteligencia. La evidencia verificará las acusaciones a los miembros de la administración Rohani sin la menor duda y quedará evidenciado que el presidente, su hermano y otros allegados han explotado el acuerdo nuclear con el fin de lograr acuerdos comerciales ilegales y para su propio beneficio". En la misma dirección han efectuado declaraciones allegados del líder supremo, Ali Khamenei.

Lo que parecía un avance en la política exterior de Irán al lograr un compromiso para descongelar sus activos a partir del controversial acuerdo nuclear con Occidente, derivó en problemas hacia el interior del régimen. Y es que la corrupción y el desfalco de los dineros públicos pareciera no tener religión ni ideología. Irán está comenzando a saberlo.

LEA MÁS: