El presidente de Nueva Chicago criticó con dureza a Angelici: "Tiene un comportamiento mesiánico; esto es un golpe de estado a la AFA"

Una bomba estalló ayer por la tarde-noche en la Asociación del Fútbol Argentino. La Inspección General de Justicia se metió, suspendió las elecciones y la intervendrá durante 90 días, algo que cayó muy mal en uno de los bandos que pujaban por tomar el poder de la pelota en el país.

"Es una medida que tomó Angelici, la vino avisando en los últimos seis meses. Esto tiene mucho que ver con que quieren llevarse los derechos de televisación para repartirlos de una manera no equitativa", así de tajante comenzó Daniel Ferreiro, vicepresidente de Nueva Chicago y jefe del bloque de la B Nacional en el Comité Ejecutivo.

"Quieren llevarse los derechos y repartir entre los clubes importantes"

Prosiguiendo con la entrevista que le concedió a Closs Continental, programa que se emite por Radio Continental, le siguió pegando con dureza al mandatario de Boca: "Es un operador judicial del gobierno, Angelici. Quedó demostrado. Es una persona que nos cuenta los fallos 20 días antes que los jueces lo firmen. Es una decisión tomada por él. Carece fundamentos de seriedad el accionar de la IGJ".

"Angelici avisó esto. Hace unos meses que nos viene avisando, nos decía 'hagan esto porque sino pasa esto'. Tiene un comportamiento mesiánico. Arrasa la institucionalidad de la AFA. Quieren llevarse los derechos y repartirlo entre los clubes importantes", narró el hombre del Ascenso. Y agregó: "Busquen por donde lo busquen, esto es un golpe de estado a la AFA, para que alguien se beneficie económicamente".

Para finalizar, esbozó: "Existen maneras democráticas, contempladas en los estatutos, para llegar a un acuerdo. Se usó influencias judiciales. Angelici no pudo armar una lista y

vieron que Tapia y Moyano iban a ganar, por eso armaron todo esto

".