Reuters
Reuters

El juicio por fraude fiscal contra el futbolista argentino Lionel Messi y su padre, Jorge Horacio Messi, ha comenzado este martes con la ausencia de la madre de la estrella del Barcelona, Celia Cuccittini, y otros tres testigos que decidieron no acudir a la citación en la Audiencia de Barcelona.

Celia Cuccittini, la madre del jugador, recurrió al artículo 419 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que dispensa de declarar a los descendientes, ascendientes, cónyuges o hermanos consanguíneos de los procesados, para no presentarse esta mañana en el juicio.

Tampoco lo hicieron otros tres testigos vinculados a varias sociedades instrumentales que supuestamente Messi y su padre habrían utilizado para defraudar y que estaban citados para esta primera jornada. Uno de ellos ya ha fallecido, mientras los otros dos no han comparecido en la Audiencia de Barcelona sin que hayan alegado los motivos de su incomparecencia.

AFP
AFP

Por lo tanto, este primer día de juicio ha servido únicamente para solventar las cuestiones previas. La alegada por la defensa de Messi, la de que se había vulnerado el derecho del jugador a no declarar contra sí mismo durante la inspección fiscal, ha sido desestimada por el magistrado.

De hecho, el abogado del futbolista, Enrique Bacigalupo, se ha quejado del excesivo celo mostrado por la Agencia Tributaria con su representado, recordando que éste recibió "21 visitas de inspectores en dos años".

La Abogacía del Estado pide 22 meses de prisión para ambos por haber defraudado 4,5 millones de dólares de los beneficios recaudados con los derechos de imagen del jugador entre 2007 y 2009.

Reuters
Reuters

Por el contrario, la Fiscalía pide que se archive la causa y se condene exclusivamente a Jorge Horacio Messi a 18 meses de prisión por tres delitos de fraude fiscal, porque en su opinión el jugador no tuvo conocimiento del fraude perpetrado por su padre y agente.

Está previsto que el delantero del Barcelona, que aún se encuentra en la Argentina, vuele en las próximas horas hacia la capital catalana. Así lo confirmó Bacigalupo, quien explicó que Messi está "muy dolorido", tras la contusión lumbar e intercostal que sufrió en un amistoso contra Honduras el pasado fin de semana.

Se espera que el próximo jueves se presente para declarar, junto a su padre. Por lo pronto, mañana seguirá el juicio, con la declaración de varios testigos y peritos.

LEA MÁS: