AFP
AFP

"Por favor, ayuda. Esta es mi última oportunidad". Esa es la leyenda del cartel que sostiene el periodista independiente japonés Jumpei Yasuda en la imagen que divulgó este lunes Al Qaeda, en advertencia al gobierno de Japón y a Occidente.

El reportero desapareció hace casi un año en Siria. Desde entonces no hubo ninguna imagen que comprobara que estaba con vida, hasta hoy.

La foto, publicada por la cadena local NHK y otros medios de comunicación japoneses, muestra a Yasuda vestido con un mono naranja (característico en los rehenes de grupos terroristas como Al Qaeda y Estado Islámico) y con el pelo y la barba muy crecidos.

Fumio Kishida, canciller japonés, indicó que el hombre que aparece en la fotografía es probablemente Yasuda, pero aclaró que el gobierno "está analizando la imagen".

LEA MÁS:

Las autoridades, hasta el momento, no pudieron determinar cuándo y dónde fue tomada la imagen.

El material fue difundido en la web por Tarik Abdul Hak, quien manifestó a la agencia AFP que recibió la imagen del grupo Al Noor, el cual señaló que recibió "el mandato de Al Nusra (brazo armado de Al Qaeda en Siria) para llevar a cabo una mediación para su liberación".

El año pasado otros dos japoneses fueron secuestrados en Siria por el Estado Islámico: Kenji Goto y su amigo Haruna Yukawa. Ambos fueron decapitados.

En aquel entonces, el gobierno de Tokio fue criticado por no haber negociado con los terroristas para la liberación de los periodistas.