Está comprobado que ayunar favorece el funcionamiento del corazón. Shutterstock 162
Está comprobado que ayunar favorece el funcionamiento del corazón. Shutterstock 162