La ex presidente Cristina Kirchner publicó este domingo en sus perfiles de Facebook, Twitter y su página oficial una carta con ocho puntos en los que intenta desmentir la existencia de una reunión secreta en la Quinta Presidencial de Olivos entre ella, el juez federal Sebastián Casanello -que la investiga por la denominada "ruta del dinero K"- y su socio en los negocios familiares, Lázaro Báez.


Sin exponerse a una entrevista o a la posibilidad de una pregunta, la ex primera mandataria volvió a usar sus redes sociales para dar su versión sobre los múltiples rumores que se acrecentaron la semana pasada, sobre su actuación en torno a la investigación de la causa que más compromete a la familia Kirchner: la "ruta del dinero K".

El escrito busca desmentir la versión que dio la familia Báez sobre dos hechos inquietantes: que Cristina Kirchner, Casanello y Báez se reunieron en Olivos antes del cambio de gobierno y que el día del arresto del empresario patágonico de la obra pública hubo cerca de 40 llamados entre el juez que iba a ordenar el arresto y Santa Cruz.


Con críticas y acusaciones a los jueces, a los medios y a los opositores, la ex presidente respondió a las acusaciones con menciones directas a su sucesor, Mauricio Macri, hipótesis sobre confabulaciones para perjudicarla y victimización. "Soy objeto de la más feroz campaña de persecución política mediática y judicial, de la que se tenga memoria en las últimas décadas. Solo comparable a la que sufrieron otros Presidentes, comprometidos con el bienestar del pueblo y los intereses de la Nación", dijo. Pero no hubo menciones específicas sobre los planteos que hizo la familia de su socio en los negocios inmobiliarios.


El siguiente es el texto de la carta

Ante la publicación en algunos medios de difusión sobre: "reuniones secretas" realizadas, durante mi gestión, en la residencia de Olivos con algún miembro del Poder Judicial, considero un deber y por lo tanto una responsabilidad institucional comunicar que:

 162
162