Desde Washington, a donde viajó para mantener reuniones con diversas autoridades, el ministro de Justicia Germán Garavano explicó que el ofrecimiento de cooperación técnica para esclarecer la muerte del fiscal Alberto Nisman por parte de la fiscal general estadounidense Loretta Lynch y el director del FBI, James Comey, se dio en el marco de una propuesta de cooperación "más general", que responde al "compromiso mutuo de cooperar en investigaciones" que involucran a ambos países.


El ofrecimiento para la causa Nisman se dio en el marco de la charla sobre el tema AMIA y varios exhortos que están pendientes, además del mantenimiento de las alertas rojas de Interpol. Lynch contó, incluso, que conoció a Nisman siendo fiscal general de Nueva York, donde se investigan las principales causas de terrorismo de los Estados Unidos.


"El director del FBI ofreció a sus mayores recursos técnicos, especialistas en escenas de crimen, expertos periciales del más alto nivel mundial, con la mayor tecnología, para colaborar si el juez lo requiere", dijo Garavano a Radio Mitre, y añadió que "a partir de la visita del presidente Obama se han entablado una serie de líneas de trabajo conjunto muy fuertes, con mucho respeto desde ambos países. Hay un montón de casos, por ahí no muy conocidos, que tienen mucha relación con el proceso que se está haciendo en Argentina, con implicancias en EEUU, y en EEUU con implicancias en Argentina, y la verdad que estamos en un trabajo conjunto".


Para Garavano, el ofrecimiento será "una herramienta más para fiscales y jueces", en una causa con "un componente técnico y científico en relación a la participación de terceras personas", por lo que "puede ser una herramienta valiosa".


El ministro se encuentra en los Estados Unidos en el marco de una gira que incluyó encuentros con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Asociación Internacional de Mujeres Jueces.