@TJCruda 163
@TJCruda 163

Un adolescente que dejó sus gafas en el piso de una galería de arte encontró a varios visitantes observándolas y retratándolas, al pensar que eran parte de la exposición del centro artístico.


Teejay Khayatan, de 17 años, recorría el Museo de Arte Moderno de San Francisco con sus amigos cuando sucedió el hecho. Según explicó a Buzzfeed, quisieron ver hasta dónde podían llegar a confundir a las personas.


"Algunas muestras de arte y pinturas nos impresionaron. Sin embargo, había obras que no nos sorprendieron. Vimos una exhibición de un peluche sobre una manta, y nos preguntamos si eso realmente le parecía interesante al resto", contó.


Teejay resaltó que apenas unos momentos después de colocar los anteojos la gente comenzó a observarlos con curiosidad, e incluso a fotografiarlos. El grupo intentó realizar la misma broma con otros objetos, aunque no alcanzaron el mismo éxito.


 163
163

"Puedo estar de acuerdo en que el arte moderno puede ser a veces una broma, pero el arte es una forma de expresar la creatividad. Algunos pueden interpretarlo como un chiste y otros pueden encontrar un gran significado espiritual. Al final, lo encontró como un placer para la gente de mente abierta y con imaginación", reflexionó.


LEA MÁS: