163
163

La Justicia mexicana continúa con el proceso de extradición de Joaquín "El Chapo" Guzmán a Estados Unidos, tras su detención el pasado 8 de enero de este año. En caso de que el líder del Cártel de Sinaloa finalmente sea extraditado, será enviado a prisiones de máxima seguridad y comparecerá en juicios por narcotráfico con testigos clave, entre los que se destacarán sus antiguos socios.

Así lo confirmó la agencia EFE, a partir de una serie de documentos judiciales que obtuvo.

Entre los nombres que figuran como potenciales testigos en la causa de "El Chapo", se encuentran Pedro y Margarito Flores, hermanos protegidos por el gobierno federal. Ambos distribuían la droga del Cártel de Sinaloa en Chicago y otras ciudades de Estados Unidos.

Los Flores también distribuían cargamentos del clan Beltrán Leyva, que en un primer momento fue aliado de la organización de Guzmán, hasta 2008, cuando se volvieron acérrimos rivales.

 @CarlosLoret 163
@CarlosLoret 163

"Los hermanos Flores podrían ser testigos muy importantes. Eran clientes del Chapo, grabaron conversaciones con él y hasta quedaron con él personalmente", señaló Thomas D. Shakeshaft, ex fiscal del distrito norte de Illinois.

En los documentos de la causa, que tuvo sentencia en enero de 2015 con 14 años de cárcel para cada uno de los hermanos, figuran transcripciones de las llamadas de "El Chapo" y los mellizos Flores.

En una de las tantas conversaciones transcriptas, el capo narcotraficante llama a Pedro Flores "¡Mi amigo!" y accede a vender 20 kilos de heroína a los hermanos a un precio de 50 mil dólares el kilo, en vez de 55 mil.

LEA MÁS:

Los hermanos Flores grabaron otra conversación de Guzmán, en la que también estaban su hijo Jesús Alfredo Guzmán Salazar; el otro líder del Cártel de Sinaloa, Ismael "Mayo" Zambada García, y el hijo de éste, Vicente "Vicentillo" Zambada Niebla, quien aguarda sentencia en una corte de Illinois.

Shakeshaft indicó que "Vicentillo" puede ser otro de los testigos clave contra "El Chapo", ya que firmó un acuerdo de colaboración con el gobierno norteamericano y se convirtió en su informante.

Otro nombre importante es el de Alfredo Beltrán Leyva, cuyo arresto en 2008 produjo la ruptura entre el clan familiar de los Beltrán Leyva y los líderes del Cártel de Sinaloa, a quienes los Beltrán Leyva acusaron de traición por supuestamente haber entregado a Alfredo.

Alfredo Beltrán Leyva, extraditado en 2014 a Estados Unidos, se declaró culpable por tráfico de drogas ante una corte federal de Washington y está encarcelado a la espera de recibir condena, que podría oscilar entre la cadena perpetua o unos años de prisión si decide colaborar con el gobierno.

Además, el narco

Edgar Valdez Villareal

, apodado "la Barbie", ya se declaró culpable de tráfico de drogas en la corte del distrito norte de Georgia y está a la espera de sentencia, que podría verse reducida si proporciona información a las autoridades norteamericanas.



Bajo custodia del Buró Federal de Prisiones de Estados Unidos hay docenas de individuos de origen

mexicano, colombiano y estadounidense

que podrían testificar contra "El Chapo", según Shakeshaft y

David Weinstein

, un ex fiscal que estuvo a cargo de la división antinarcótico de la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.