El gobierno del presidente Xi Jinping se mostró preocupado por las tensiones en el Mar del Sur de China AFP 163
El gobierno del presidente Xi Jinping se mostró preocupado por las tensiones en el Mar del Sur de China AFP 163

Mientras los líderes del Grupo de los Siete (G-7) se reunen en Japón para debatir sobre economía y seguridad global, China mostró el jueves su preocupación por las disputas territoriales entre Pekín y varios países, que encontraron un lugar de importancia en la agenda de la cumbre.


"Esperamos que el G-7 se centre en los imperativos asuntos económicos y financieros", dijo el ministro de Exteriores chino Wang Yi el jueves en una conferencia de prensa.


Pekín sigue "muy descontenta" con el grupo desde abril pasado, cuando los ministros de Exteriores de los países miembros se reunieron también en Japón y mostraron preocupación por el aumento de tensión en la zona del Mar del Sur de China, que fue interpretado como una crítica al país asiático.


"No queremos ninguna discusión que pueda causar una escalada de tensiones en la región", insistió el ministro chino.


LEA MÁS:

También la agencia estatal Xinhua se sumó a las inquietudes con un informe publicado el jueves el que dice que "el G-7 debería ocuparse de sus propios asuntos y no apuntar el dedo a otros y sus conflictos, si quiere mantenerse vigente y afectar positivamente a la paz y la estabilidad globales".


En la región en cuestión China controla las islas Paracelso, reclamadas por Vietnam y Taiwán, y la mayor parte de las islas Spratly, en disputa con Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunei. En otras regiones Pekín también mantiene conflictos territoriales con Japón.


Las tensiones entre las partes aumentaron en el último año debido a una militarización de las islas por parte de China y el patrullaje más extensivo de buques estadounidenses en la región.