Reuters 163
Reuters 163

La plataforma de transporte suspendió temporalmente a un conductor en Panamá por una denuncia de una pareja homosexual que aseguró que fueron expulsados del coche por darse un beso.


"Uber no tolera ningún acto de discriminación por parte de socios conductores ni usuarios (...) En tanto esta investigación ocurre, el conductor ha sido suspendido", anunció Uber en un comunicado.


"Iba camino a casa después de una fiesta con una persona con la que estoy saliendo, nos dimos un sencillo beso (nada complicado) a lo que el chófer de nombre Carlos nos dice: '¿qué está pasando? Mejor los dejo aquí, bájense del carro'. Y así fue como nos dejó tirados", publicó Mauricio Herrerabarría este lunes en Facebook.


La aplicación, según informó, se puso en contacto con el cliente y abrió una investigación sobre lo ocurrido.


Posteriormente, Herrerabarría volvió a manifestarse en las redes sociales para agradecer el apoyo recibido y dijo sentir "lástima" por los mensajes "arcaicos" de la gente que lo criticó.



Uber llegó a Panamá en marzo de 2014 y cada vez es más popular, sobre todo en la capital panameña, debido principalmente a la baja calidad de los taxis y a la arbitrariedad con que los conductores determinan las tarifas, a pesar de que los precios están regulados.


LEA MÁS: