Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, encabezado por Horacio Rodríguez Larreta, cerró este martes la emisión internacional más importante de su historia. Salió al mercado con un bono por USD 890 millones y terminó convalidando un rendimiento de 7,625%. Fue, remarcaron desde la administración porteña, la mayor emisión de la Ciudad en su historia tanto por el monto como por el menor costo financiero.

El bono tendrá un plazo de 11 años, con una vida promedio de 10 años con 3 amortizaciones equivalentes anuales en los años 2025, 2026 y 2027. El cupón que pagará este bono es de 7,50% anual y el rendimiento final de la transacción fue de 7,625% anual.

El destino de lo emitido será el financiamiento del plan de obras de infraestructura y la operación de administración de pasivos del Bono Tango que vencen en el 2017.

Por otro lado, con esta transacción, la Ciudad "logra mejorar su perfil de amortizaciones de deuda, extendiendo los plazos de vencimiento a más de 10 años y reduciendo el costo financiero anual promedio", dicen las autoridades porteñas.

En ese sentido, remarcaron que se trató de la mayor emisión de la Ciudad en los mercados internacionales y con el menor costo financiero histórico. "Este resultado es consecuencia de la solidez fiscal, la reputación construida y el compromiso de la gestión actual con la ejecución del plan de infraestructura", acotan.

Asimismo, la administración porteña pudo aprovechar el contexto resultante de la normalización de la economía que está llevando a cabo el gobierno nacional. De hecho, no están solos en el grupo de emisores que salieron al mercado tras el arreglo con los holdouts. Eso permitió que se abriera el mercado de capitales internacional para varias provincias y empresas.

La Provincia de Buenos Aires había iniciado el rally de emisores post arreglo con los holdouts y a principios de abril consiguió USD 1.250 millones pagando el 9,125%. Mendoza había emitido hace menos de 15 días y se alzó con USD 500 millones y una tasa 8,625% al 2024. Ese bono fue sobresuscripto 5 veces (oferta por USD 2.200 millones).

Neuquén fue otro subsoberano que consiguió USD 235 millones en los mercados internacionales. El bono tuvo un gran apetito de parte de los inversores y representó una sobresuscripción de más de 6 veces el valor del libro, lo que demuestra el gran interés en el crédito de la provincia. Esta demanda permitió que la tasa de la transacción haya cerrado en un nivel final de 8,625%.