AFP 163
AFP 163

La decisión del Poder Judicial insta a la Guardia Nacional Bolivariana y a la Policía Nacional a "adoptar las medidas de seguridad permanentes" en las sedes del Consejo Nacional Electoral (CNE) de toda Venezuela, con el fin de "impedir los actos no autorizados, marchas, protestas, concentraciones no permisadas y manifestaciones violentas, convocadas por las organizaciones políticas y civiles".

El TSJ aprobó la medida cautelar interpuesta por funcionarios del CNE, quienes piden protección ante las movilizaciones convocadas por la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) hacia el organismo con el objetivo de obtener una respuesta sobre el referendo revocatorio presidencial solicitado hace tres semanas.



Los miembros del CNE alegan que han sido expuestos a "situaciones de riesgo que amenazan y, en ocasiones, llegan a violar su derecho al libre tránsito, al trabajo y a la protección del Estado", según expresa la sentencia.



Esta solicitud llega luego de que el jefe de la comisión designada por la Presidencia venezolana para la revisión de la solicitud de referendo, Jorge Rodríguez, instara a las rectoras del Poder Electoral a solicitar una medida de protección.



LEA MÁS:


El dirigente opositor venezolano Henrique Capriles aseguró hoy en su cuenta de Twitter que pese a la medida cautelar de la Corte Segunda Contencioso Administrativo, "igualito" acudirán al CNE "a exigir cumplan la Constitución".

El dos veces candidato presidencial de Venezuela y promotor del referendo revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro convocó a los opositores venezolanos a movilizarse el próximo miércoles para rechazar la decisión tomada por el TSJ.

"Todos los venezolanos nos vamos a movilizar a las sedes en todo el país del Poder Judicial, que pretende obstaculizar el ejercicio de nuestros derechos, y vamos a exigirle que respete la Constitución y los derechos que son del pueblo", afirmó Capriles en la red social.

El también gobernador del estado Miranda aseveró que "ningún venezolano tiene por qué acatar una decisión que va contra la Constitución" y sostuvo que irán hasta la sede del CNE "todas las veces" que consideren "necesarias para que ellos cumplan con los artículos que están en la Constitución y con su obligación".