Las suspicacias quedaron instaladas luego del triunfo de San Martín por 2-0 en el clásico cuyano ante Godoy Cruz, quien se quedó sin la chance de disputar la Final del Campeonato de Primera División ante Lanús. Aunque más que sospechas hubo acusaciones directas, ya que Jaime Ayoví no tuvo reparo alguno en asegurar que los jugadores del Verdinegro recibieron una incentivación económica.

Y mientras algunos otros futbolistas del Tomba también se sumaron a las denuncias del ecuatoriano, el entrenador prefirió no sumarse de forma directa. Es que sí sumó su granito de sospecha al manifestar: "Hubo demasiadas cosas para analizar más que lo futbolístico. Así son las cosas, la aceptas o no trabajas". Mientras que cuando fue consultado puntualmente por "esas cosas" a las que se refería, expresó: "No me van a hacer entrar ni en pedo".

Dejando de lado esto, Sebastián Méndez se mostró sumamente acongojado por no llegar al juego decisivo y manifestó: "Hacer un análisis de cómo está el grupo anímicamente es en vano. Lo único que puedo decir es que estoy muy orgulloso de mi equipo porque sé que desde el primer día dejó todo y eso a mí me deja tranquilo".

"Lo siento muchísimo por la ilusión de la gente, pero no se pudo. Es un momento de mucho dolor y hay que transitarlo. No voy a hablar de los árbitros, ya no entro más en esa", avisó el Gallego.

Sebastián Méndez luego del partido entre San Martín y Godoy Cruz
Sebastián Méndez luego del partido entre San Martín y Godoy Cruz