Tras el veto, las cinco centrales sindicales se encuentran en Mar del Plata

Las cinco centrales obreras coincidirán hoy en la segunda jornada de la Semana Social de Mar del Plata, organizada por la Conferencia Episcopal de la Pastoral Social (CEPAS). En el encuentro de esta tarde, representantes gremiales expondrán en un panel sobre "unidad sindical", un día después de que se conociera el veto del presidente Mauricio Macri a la llamada ley antidespidos que impulsó la oposición, y aprobó el Congreso por amplia mayoría.

Según adelantaron los organizadores, es seguro que todas las centrales estarán representadas, aunque se espera la presencia de sus líderes: Hugo Moyano por la CGT Azopardo, Antonio Caló por la CGT Alsina; Luis Barrionuevo de la Azul y Blanca; y los titulares de las dos vertientes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), Hugo Yasky; y por la CTA Autónoma, Pablo Micheli.

El panel a cargo de los sindicalistas será a las 19, y es posible que adelanten alguna definición sobre la postura que tomarán frente al reciente veto presidencial. En el programa figuran, además de los jefes sindicales, Carlos Custer (ATE), Félix Testone (CEPAS), y el obispo emérito de San Isidro, Jorge Casaretto, quién hará las veces de moderador.

"Hoy tenemos confirmado que vienen de las cinco centrales de trabajadores, CGT y CTA", dijo esta mañana el presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Jorge Lozano.

Los titulares de las cinco centrales sindicales figuran en el programa del encuentro eclesiástico

panel sindical unidad social 1920
Programa oficial de la Semana Social de Mar del Plata, Conferencia Episcopal de la Pastoral Social

Más tarde, los gremialistas compartirán una cena con los obispos y sacerdotes integrantes de la Pastoral Social en el hotel Intersur 13 de julio del sindicato Luz y Fuerza, ubicado en la calle 9 de Julio y Mitre, en el centro de la ciudad balnearia.

La llamada Semana Social, que organiza la comisión episcopal de la Pastoral Social, abrió el viernes en un acto en el que participaron autoridades nacionales, provinciales y locales, más algunos sindicalistas como Caló, y se extenderá hasta el domingo.

En la jornada de ayer en Mar del Plata, la gobernadora María Eugenia Vidal aprovechó para justificar el veto anunciado por el presidente Mauricio Macri a la ley antidespidos, que buscaba prohibirlos durante 180 días y reinstaurar la doble indemnización. Para Vidal, la iniciativa "va en contra de los intereses de los trabajadores".

Junto a los obispos integrantes de la Pastoral Social, Jorge Lozano y Jorge Casaretto, participaron también de la apertura de la cumbre dos ministros clave del gobierno nacional: el de Trabajo, Jorge Triaca; y de Desarrollo Social, Carolina Stanley, que se sumó a último momento.


Los gremios deben decidir qué harán tras el veto a la ley antidespidos

El veto de Macri abrió la puerta hacia una posible medida de fuerza que podría tener un alto grado de adhesión, si es que las cinco centrales sindicales acuerdan una respuesta conjunta.

El jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, adelantó ayer que las dos fracciones de esa central buscarán realizar un paro en rechazo al veto del presidente, al considerar que la respuesta gremial debe ser "inmediata", mientras las tres expresiones de la CGT definen su posición.

Micheli señaló que el veto de Macri a la ley de Emergencia Ocupacional sancionada por el Congreso "es legal pero no legítimo" porque "todos los trabajadores quieren" esa normativa, por lo que remarcó que la respuesta de las centrales gremiales "tiene que ser inmediata".

A su turno, el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, declaró que motorizarán un paro para rechazar la decisión presidencial, y añadió que hoy se discutirá con el resto de las centrales si se adopta una medida común.