Investigan una alarma de humo en la cabina del vuelo de EgyptAir

  163
163

Un informe publicado en el Aviation Herald, un medio centrado en la industria aeronáutica, señala que el vuelo MS804 envío alertas por la presencia de humo en el baño y en sus sistemas electrónicos minutos antes de desaparecer de los radares y estrellarse en el Mediterráneo.


La información publicada por el sitio, y que fue confirmada por la Oficina de Investigación y Análisis (BEA, por sus siglas en francés) según la agencia AFP, proviene del sistema ACARS de comunicación entre aviones y aeropuertos utilizado por las líneas comerciales.


"Hubo reportes de humo en el baño del avión, después humo en los sistemas electrónicos y por el período de tres minutos los sistemas del avión se apagaron, así que eso sería indicio de que no fue un secuestro sino más bien un incendio", dijo Philip Baum, editor de la revista Aviation Security International a la cadena BBC. "Ahora bien si se trató de un cortocircuito o una bomba a abordo, no lo sabemos", agregó.


En tanto el experto en aviación David Soucie dijo a la cadena CNN que "pudo haber sido algo mecánico, un corto circuito o un dispositivo incendiario". Aunque aclaró que una bomba hubiera destrozado el fuselaje del avión sin permitirle el tiempo a los sistemas para reportar la presencia de humo.


LEA MÁS:

Según un informe de los radares operados por Grecia, el Airbus A320 hizo dos giros abruptos y perdió 7620 metros de altitud antes de estrellarse en el mar. El vuelo MS804 cubría la ruta entre París y El Cairo y llevaba un total de 66 personas a bordo.


Autoridades egipcias encontraron el viernes restos del avión y de los pasajeros unos 290 kilómetros al norte de Alejandría, pero todavía no aparecieron las cajas negras que podrían esclarecer el misterio.


La hipótesis del atentado terrorista es favorecida entre los expertos por las características de la tragedia, pero hay consenso en que la explicación del desperfecto técnico no puede ser dejada de lado.


Para el ministro de Exteriores francés Jean-Marc Ayrault, no hay aún "absolutamente ninguna indicación" de la causa del desastre.